lunes, 21 de octubre de 2013

Infierno, ma non troppo

“¿Cómo sabes si la Tierra no es más que el infierno de otro planeta?”. Bien podríamos iniciar la andadura en esta nueva semana con las palabras del escritor británico Aldous Huxley. Y terminaríamos concluyendo que, por suerte, hay demasiada gente haciendo el bien como para que podamos decir, de nosotros mismos, que somos un infierno...

Y eso que infiernos locales no faltan. Por ejemplo, las amenazas diarias a la seguridad, que el equipo de Sophos recopila en pequeñas piezas de un minuto de duración. La última termina con la reciente brecha descubierta en los equipos D-Link, que el vídeo rubrica con las palabras “…más que extraño”. Desde luego, este infierno local en ocasiones es más que extraño.

También tenemos el infierno de los mitos. De las ideas que se cuelan en nuestro día a día y nos impiden avanzar. HP e Intel se han decidido a derribar algunos de ellos y por eso han lanzado el Whitepaper “Cinco mitos del cloud computing”, que “separa hechos de ficción, mitos de realidad, y con ello ayudará a ejecutivos senior de IT a tomar decisiones en torno al cloud computing”. En ocasiones, los mitos pasan a la contienda bélica como en el caso del malware móvil: todos los expertos dicen que Android es el gran agujero de la seguridad, desde Google sus máximos responsables lo niegan, y John Leyden replica desde The Register que las barreras antihacker de Mountain View son en su mayoría cajas de diálogo con el usuario. Y añade un irónico “Mr. Wonka” en referencia al reciente acuerdo entre Nestlé y el buscador para bautizar a la versión 4.4 de Android Kit Kat.

Para infierno serio, el del dinero. Sobre todo, la posibilidad de perderlo. Desde Trend Labs acaban de elaborar un *interesante estudio con 3,7 millones de referencias* con las que se pretende visualizar que no todas las campañas de estafa bancaria van dirigidas al total de la población, sino que algunas prefieren especializarse en áreas muy concretas de este infierno nuestro planeta, como la Operación Apolo. Y más infierno y más serio aún, el que venimos oyendo día sí día también con el escándalo del espionaje y las revelaciones de documentos. Esta vez es México quien levanta la voz, por medio de su Secretaría de Relaciones Exteriores, que condena a la NSA por su actividad “inaceptable, ilegítima y contraria al derecho”.

El propio planeta se está convirtiendo en un infierno por el cambio climático. Los científicos ya han advertido de que el tiempo de reacción se ha agotado. Así que entre el barullo de lamentos y los ruidos de sable de los grupos de poder, hay quien está tratando de tener algo de visión out-of-the-box: si no puedes con el clima… hackéalo. Es gente como ellos, como la que vela por nuestra seguridad bancaria, como la que se preocupa por nuestros dispositivos móviles o la que se esfuerza por no ver siempre pisoteado el derecho, la que nos permiten decir que, a pesar de todo, todavía este planeta no es 100% un infierno.

---

Te invitamos a votar nuestros posts, a dejar tu comentario y a compartirlo en redes sociales. Asimismo, si quieres, puedes seguirnos en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces ;-)

0 comentarios:

Publicar un comentario