viernes, 13 de diciembre de 2013

Ojo con dónde haces clic

Mi abuela fue víctima de un hacker cuando buscaba rebajas navideñas, pensarás que la seguridad no es importante, pero mi abuelo y yo pensamos que sí. Con un tono y una letras cargados de buen humor, los muchachos de la Universidad IT de Rochester han elaborado un vídeo en el que recuerdan que la Navidad está al caer, y con ella también la posibilidad de que un mal clic en un mal sitio nos deje las fiestas pasadas por agua.

Claro que en ocasiones los chicos malos lo tienen más fácil que nunca. ¿Eres usuario de Android y alguna vez te has descargado una aplicación fuera del circuito oficial? Pues puedes estar seguro de que sí o sí (y nada más que sí), tienes malware en tu smartphone o tablet. Que no es que lo digamos nosotros, lo dice un estudio de Arxan Technologies, que afirma que el 100% de las aplicaciones de pago para Android que no están en Google Play han sido hackeadas. ¿Usuario de iPhone, quizá? Pues si te has salido de la App Store tienes la mitad de probabilidades de que te haya pasado lo mismo.




Lo preocupante del asunto es que dentro de ese enorme paquete de aplicaciones maliciosas, los chicos del pasamontañas digital lo tienen claro: su ataque preferido es el bancario. Tomar control del acceso a tu cuenta, y en un par de clics tu dinero, voilà!, ha desaparecido. Es una conclusión del mismo estudio de Arxan: si vas a realizar operaciones bancarias en tu móvil, un poco de vigilancia extra no está de más.

En el vídeo de la abuela hackeada, el origen de la infección es el phishing: un e-mail que invita a hacer clic en un lugar pensado para torcerte la vida. En una vuelta de tuerca más a la seguridad por e-mail, Google acaba de decidir que todas, absolutamente todas las imágenes que reciban los usuarios de Gmail, serán mostradas desde los servidores de Mountain View. Lo que puede ser una buena noticia para los usuarios puede que no lo sea tanto para miles de profesionales que se dedican al e-mail marketing. La decisión es, al menos, controvertida.

Claro que si hablamos de e-mail, phishing y seguridad, es obligatorio hablar de contraseñas. ¿Qué tal eso de que tu contraseña sea una imagen que puedas describir, y no una secuencia alfanumérica? Pues eso proponen investigadores de Carnegie Mellon, que resulta más fácil de recordar, y es más segura, una contraseña tipo personaje-acción-objeto. Por ejemplo: Clinton besando a un pez. No es broma. Pásate por su página y verás que ese es exactamente el ejemplo que dan.

Y para ejemplo, el que según el director de la NSA, General Keith Alexander, da su país. O su agencia, por ser exactos. El ciberespionaje es, según sus propias palabras, “la mejor manera de proteger a Estados Unidos”. Cada cual extraiga sus propias conclusiones al respecto.

Tanto si te vigilan como si no… ¡¡¡¡mucho ojo con dónde haces clic!!!!

---

Te invitamos a votar nuestros posts, a dejar tu comentario y a compartirlo en redes sociales. Asimismo, si quieres, puedes seguirnos en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces ;-)

0 comentarios:

Publicar un comentario