jueves, 12 de diciembre de 2013

Un apetitoso caramelito

Yummy candy

El cibercrimen es un caramelito demasiado apetitoso para muchos. A pesar de los esfuerzos por combatirlos, los delitos en Internet siguen aumentando en cantidad y en variedad. Las pérdidas que provocan este tipo de criminales en todo el mundo son millonarias.

Por ello, no es de extrañar que casi una cuarta parte de los usuarios británicos afirmen que alguna de sus cuentas de Internet ha sido hackeada al menos una vez o que han sufrido robo de información. Hotmail, Facebook y Yahoo son los servicios más afectados, aunque los cibercriminales también buscan otro tipo de cuentas directamente relacionadas con datos financieros como las de Paypal e eBay.



Para alcanzar su “dulce recompensa”, los delincuentes tienen que permanecer en constante actualización. De hecho, se ha detectado que la familia de malware bancario Zeus ya tiene una versión para estructuras de 64-bits.

Muchos de los que se dedican a este tipo de negocios turbios demuestran una falta absoluta de moral. En este sentido, hay al menos dos campañas de phishing que utilizan la repercusión de la muerte Nelson Mandela para atraer interés y la buena voluntad de los usuarios. Una de ellas, adjunta un troyano y la otra seduce con un falso sorteo, para apropiarse de los detalles personales de los usuarios.

No obstante, a veces somos nosotros mismos quienes les servimos el premio en bandeja. Por ejemplo, en España, más de un tercio de los usuarios no toma ninguna medida de seguridad cuando se conectan a una red Wi-Fi gratuita y un 15% hace compras online o acceden a su banco despreocupadamente, según asegura Kaspersky Lab.

En ocasiones, las imprudencias en Internet se pueden llegar a pagar incluso con un deterioro irreparable de la imagen personal. Esto es lo que sucede con la práctica llamada “sexting”. Es especialmente preocupante comprobar cómo los adolescentes se envían fotografías o vídeos subidos de tono, sin reparar en que ese material puede ser fácilmente transferido a terceras personas. En este tipo de situaciones, ni siquiera es necesaria la participación de un hacker o especialista informático para que el daño sea inmediato.

Tras estas noticias, cabe preguntarse cuál es la dirección que tomarán los cerebros criminales de la red el año que viene. Según Websense, aumentarán el número de ataques dirigidos en detrimento de las amenazas de malware avanzado de alto volumen. Además, el ransomware y la nube como foco de los ataques jugarán un papel muy importante en 2014.

---

Te invitamos a votar nuestros posts, a dejar tu comentario y a compartirlo en redes sociales. Asimismo, si quieres, puedes seguirnos en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces ;-)

0 comentarios:

Publicar un comentario