miércoles, 22 de enero de 2014

En busca de un cielo azul

The pursuit of blue sky

“El cerebro es más amplio que el cielo” dijo la poetisa Emily Dickinson. Por desgracia, hay personas que no utilizan su capacidad cerebral precisamente para componer poesía sino para buscar nuevas formas de hacer daño, de engañar, robar y enriquecerse a costa de los demás. Es el caso de los cibercriminales y de los ciberterroristas.

En efecto, en el ciberespacio se dibuja un firmamento lleno de nubarrones debido a este tipo de individuos. El espesor y la posición de tales nubes negras tienen relación directa con el nivel de desarrollo de Internet de una región. Por ejemplo, en los países occidentales, el riesgo de sufrir ciberataques es muy elevado. Concretamente, en España, el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) afirma que identificó 7000 incidentes de seguridad con fines maliciosos en 2013. Asimismo avisa de que el nivel de concienciación de la ciudadanía sobre ciberseguridad aún es bajo.



No cabe duda de que es necesario educar a la población sobre los peligros de la red y las mejores medidas para prevenirlos. De ese modo, tal vez, evitaríamos caer víctimas del software espía Betabot, protagonista de un nuevo ataque a países de habla hispana, principalmente, Chile, República Dominicana y España.

Parece que los alemanes son más conscientes de las amenazas que se ciernen sobre los usuarios de Internet. Por ese motivo, cuando la Oficina Federal de Seguridad en Tecnologías de la Información (BSI) de aquel país alertó sobre el descubrimiento de 16 millones de cuentas cuya seguridad había sido comprometida, los usuarios colapsaron la página web que dicha institución había preparado con el fin de que los ciudadanos comprobaran si su dirección de email había sido afectada.

En México también crece la preocupación sobre las actividades que lleva a cabo el crimen organizado en Internet. Por ello, desde el Senado se pide a todos los estados del país que fortalezcan sus cuerpos de ciberpolicías o que los creen si aún carecen de ellos.

Por su parte, en Rumanía, han detenido a un individuo de 40 años acusado de ser el conocido hacker Guccifer. A esta persona se le atribuye el hackeo de cuentas de personajes relevantes de aquel país y de hacer pública información confidencial.

Si hay algo que está claro es que ningún territorio se salvan de los riesgos del ciberespacio. Por eso es esencial proteger un sector tan “goloso” para los ciberdelincuentes como el financiero. Según un informe de la Agencia de la Unión Europea para la Seguridad de las Redes y de la Información (ENISA), es preciso que los bancos e instituciones financieras introduzcan credenciales de un sólo uso, no replicables, para la gestión de la banca electrónica y de los pagos electrónicos.

Todos los pasos que se den en la dirección de un cielo más despejado son bienvenidos.

---

Te invitamos a votar nuestros posts, a dejar tu comentario y a compartirlo en redes sociales. Asimismo, si quieres, puedes seguirnos en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces ;-)

0 comentarios:

Publicar un comentario