martes, 4 de febrero de 2014

Curarse en salud

“Un virus ineficaz mata a su huésped. Un virus inteligente se queda con él” (científico inglés James Lovelock). Desde luego, una gran proporción de los virus informáticos intentan convivir el mayor tiempo posible en el equipo de su víctima sin ser detectados.

Si el usuario afectado no se preocupa por instalar una protección antivirus, el malware podría sobrevivir en su dispositivo durante mucho tiempo. Por ello, en el mercado de las soluciones de seguridad existe una lucha encarnizada por atraer la atención de los consumidores que da lugar a anuncios tan agresivos como el del vídeo de hoy. La firma Sophos presenta un escenario apocalíptico fruto de haber protegido sus sistemas con McAfee, en vez de con su producto.





Microsoft es otra de las compañías que tienen un papel relevante en el mundo de la ciberseguridad. Desde Redmond, los creadores de Windows proponen cambiar de estrategia para erradicar las distintas las familias de malware de una vez por todas. Para ello, solicitan la coordinación y colaboración total de toda la industria, desde empresas de seguridad y centros de emergencia, hasta organizaciones anti-fraude o autoridades policiales.

Otro frente que preocupa a Microsoft es el del espionaje de la NSA. La reputación de las grandes firmas de Internet sufrió un varapalo tras conocerse que proporcionaban datos de las cuentas de sus usuarios a la Agencia. En un intento por limpiar su nombre, Microsoft, junto a Google, Facebook, Yahoo y LinkedIn, al fin han conseguido la autorización del gobierno de EE.UU. para informar sobre el número de cuentas para las que han recibido peticiones de información bajo la Ley de Vigilancia de Inteligencia Exterior. En total, suman alrededor de 60.000.

A nadie le gusta que una compañía proporcione sus datos personales a un servicio de inteligencia, aunque sea previa solicitud judicial. Pero mucho menos, que unos hackers se apoderen de ellos tras un ataque a la web de su operadora de móvil, como les ha sucedido en Francia a 800.000 clientes de Orange. Los expertos advierten que dichos detalles personales podrían ser utilizados para realizar ataques de phishing altamente personalizados.

También ha sido objeto de un ataque la web del Servicio Nacional de Salud británico (NHS). En este caso, un error del programador de la web, permitió a un hacker redirigir cientos de sus páginas a sitios web maliciosos y publicitarios.

Retomando el anuncio de Sophos, ¿qué opinarán en la firma británico-estadounidense del malware creado como prueba de concepto (PoC) para dispositivos IOS y Android por el investigador de Trustwave, Neal Hindocha? Se trata de un software malicioso que detecta las pulsaciones sobre la pantalla del teléfono de forma que podría llegar a registrar el PIN de nuestra cuenta bancaria o la contraseña de nuestro correo electrónico. Esperamos que Sophos, McAfee y el resto de compañías especializadas en seguridad ofrezcan pronto soluciones que protejan nuestros dispositivos móviles sobre eventuales troyanos de este tipo.

---

Te invitamos a votar nuestros posts, a dejar tu comentario y a compartirlo en redes sociales. Asimismo, si quieres, puedes seguirnos en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces ;-)

0 comentarios:

Publicar un comentario