lunes, 10 de febrero de 2014

Las pipas amargas de Internet

The bitter sunflower seeds of the Internet

Si Internet fuera un paquete de pipas, un ciberataque sería como una pipa amarga. Mientras disfrutas del agradable gusto salado de sitios web, redes sociales o juegos online, la embestida de los cibercriminales te puede estropear el momento, con el inconveniente añadido de que no se soluciona simplemente con escupir. 

Pero digamos que, en Internet, la madre de todas las pipas amargas son las amenazas persistentes avanzadas (APT). Esta clase de amenazas suelen tener objetivos de gran valor como organizaciones gubernamentales, instituciones financieras, infraestructuras críticas… y, según Kaspersky Lab, representan un riesgo cada vez mayor debido a que el coste para llevar a cabo dicho tipo de ataques está cayendo significativamente.



Por ello, hay lugares en los que se preparan para que no se les atragante ninguna pipa indeseable. La ciudad holandesa de Eindhoven ha hecho un llamamiento a los hackers del país para que busquen vulnerabilidades en los sistemas municipales que supuestamente son seguros. El concurso se llama "Hack me Please" y tendrá lugar el día 15 de febrero.

Pero desde el sector privado también promueven iniciativas parecidas. Por ejemplo, la compañía de soluciones antivirus Avast ha anunciado que doblará las recompensas mínimas para aquellos que encuentren y reporten fallos en su software. Por su parte, la compensación máxima ascenderá a 10.000 dólares.

No obstante, varias compañías de venta minorista en Estados Unidos han tenido que tragarse recientemente una de esas odiosas pipas amargas en forma de brecha de seguridad que permitió la filtración de datos de las tarjetas bancarias de sus clientes. Por ello, los expertos de Visa y Mastercard apuestan por la sustitución de los sistemas de tarjetas de banda magnética por los de chip y PIN (EMV), con octubre de 2015 como fecha límite. Desde Symantec afirman que la información de estas segundas es más difícil de obtener debido al cifrado y además su copia es mucho más compleja. Por el contrario, el analista de Javelin Strategy & Research, Al Pascual, argumenta que en el entorno online no está claro que este sistema proteja realmente las transacciones del usuario puesto que los hackers pueden apañárselas para robar su PIN junto al número de tarjeta.

No sabemos que responderían al señor Pascual desde Reino Unido, donde usan los sistemas EMV desde hace años. Sin embargo, sí conocemos la sentencia de 20 meses de cárcel que le han impuesto a una mujer que se dedicaba a hacerse auto ciberbullying. En efecto, Michelle Chapman estaba enfadada con su padre. Como venganza, creó perfiles falsos con nombres y fotos de sus familiares y durante un año se dedicó a enviarse a sí misma mensajes desagradables  y obscenos desde dichos perfiles para, finalmente, acusar falsamente a sus familiares de ciberacoso. Podría decirse que la señora Chapman es la oveja negra, o la pipa amarga, de la familia.

---

Te invitamos a votar nuestros posts, a dejar tu comentario y a compartirlo en redes sociales. Asimismo, si quieres, puedes seguirnos en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces ;-)

0 comentarios:

Publicar un comentario