miércoles, 26 de marzo de 2014

El mazo de la justicia se cierne sobre Internet


Decía Aristóteles que “la virtud de la justicia consiste en la moderación, según lo dispuesto por la sabiduría”.  Nuestros jueces, por tanto, deben hacer un gran ejercicio de moderación y sabiduría para dirimir todo lo que se les viene encima.

Por un lado, la demanda conjunta que ha presentado un grupo de bancos contra la cadena de tiendas Target y su empresa de seguridad Trustwave debido a la brecha de seguridad que sufrió la compañía en diciembre y que dejó expuesta la información de las tarjetas bancarias de 40 millones de clientes.


Por otro lado, la querella judicial que la asociación de consumidores francesa UFC Que Choisir ha anunciado contra Facebook, Twitter y Google, por una serie de cláusulas que dichas compañías incorporan a sus condiciones generales de uso  y que la organización considera abusivas o ilícitas.

También en China, sus señorías encontrarán una ardua tarea para juzgar a los 1.500 individuos que han sido recientemente detenidos en relación al envío de 200 millones de mensajes de spam a móviles.

Y aún quedan por atrapar decenas de miles de personas relacionadas con todo tipo de ataques, estafas y fraudes en Internet. Por ejemplo, aquellos que crean tráfico falso a través de bots para obtener beneficios publicitarios gracias a las visitas fraudulentas a determinados sitios web. Con datos de Comscore en la mano, el IAB calcula que el volumen de tráfico de datos creado artificialmente en Internet representa cerca del 36% del total en EE.UU.

Pero también están esos cibercriminales que utilizan el archiconocido troyano Gameover ZeuS para apoderarse de las credenciales de acceso de los usuarios del popular sitio web de empleo Monster. Una vez infectados sus ordenadores, al intentar acceder a dicha web, se les mostrará un formulario idéntico al original, pero que proporcionará el nombre de usuario y la contraseña del usuario a los atacantes.

Para hacer frente a todas las amenazas que mencionábamos anteriormente, hacen falta profesionales muy bien preparados. No obstante, se espera que muy pronto la demanda supere de largo a la oferta. Por este motivo, tanto las firmas privadas como los gobiernos trabajan con las universidades para llenar el vacío existente de formación en ciberseguridad.

---

Te invitamos a votar nuestros posts, a dejar tu comentario y a compartirlo en redes sociales. Asimismo, si quieres, puedes seguirnos en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces ;-)

0 comentarios:

Publicar un comentario