viernes, 14 de marzo de 2014

El verdadero infierno

Si el filósofo alemán Arthur Schopenhauer viviera en la actualidad, podría afirmar que para millones y millones de seres humanos el verdadero infierno es Internet (y no la Tierra, como dice la cita original). Una de dos: o la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos tiene un problema serio con lo que dicen que hace, o a Edward Snowden le gusta mucho dar titulares. Y, por ahora, la batalla de la credibilidad la está ganando el ex contratista, no la institución de EEUU.


No teníamos suficientes “bombazos” informativos a lo largo de 2013, porque este año sigue el mismo ritmo o incluso más acentuado. A las horas en que estas líneas se publican, quien no se haya enterado es porque, directamente, vive en un mundo aparte: un colaborador de Snowden ha publicado una información a partir de una filtración por la que la NSA estaría planeando infectar millones de ordenadores en todo el mundo. Y para ello habría diseñado una “turbina” capaz de automatizar procesos y simular comportamientos legítimos en sitios como Facebook.



Mientras que el fundador de esta red social, Mark Zuckerberg, informaba por su propia cuenta que había llamado al presidente Obama a partir de esta noticia, la negación de la NSA ha sido rotundaCategórica. Absoluta: “no pretendemos ser ni Facebook ni Twitter”. Y aunque ha repetido la consigna por todos conocida (solo actuamos dentro de las posibilidades de la ley), el ambiente predominante en Internet es que las filtraciones de Snowden volverían a estar en lo cierto.
De ser así, se va a poner MUY cuesta arriba diferenciar a los malos de verdad de los malos de película. Y de películas va otra truculenta historiaHollywood debería plantearse muy en serio protegerse de los hackers chinos, que al parecer tienen mucho terreno ya ganado en materia de ciberespionaje. Si no se libra ni el cine, un gigante como Google mucho menos: el último grito en ataques de phishing consiste en enviar supuestos documentos de la nube ofimática de Google para que el usuario acceda a sitios fraudulentos, que utilizan el mismo cifrado de seguridad y que, peor aún, estarían ubicados en los servidores de Mountain View.

Y mientras todavía resuenan los ecos del último ataque contra Wordpress, en el blog Segu Info nos cuentan que hay la friolera de 111.000 bases de datos de este popular CMS circulando por la red sin guardias de tráfico ni nada por el estilo. Con todo esto, y teniendo en cuenta lo que ya se comentó aquí ayer sobre el auge de las profesiones relacionadas con la ciberseguridad, ¿a alguien le puede extrañar que algunos de los millonarios con los bolsillos más abultados de la actualidad sean, precisamente, antiguos “hackers”? Forbes acaba de recopilarlos para tu información, tu envidia o tu admiración, tú decides.

---

Te invitamos a votar nuestros posts, a dejar tu comentario y a compartirlo en redes sociales. Asimismo, si quieres, puedes seguirnos en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces ;-)

0 comentarios:

Publicar un comentario