miércoles, 12 de marzo de 2014

La evolución de las ciberamenazas

“La evolución nunca mira hacia el futuro” (teórico evolutivo Richard Dawkins). En efecto, la evolución tiene más que ver con el presente, con la necesidad de adaptarnos al curso de las situaciones que nos sobrevienen.

La evolución de las ciberamenazas

Los cibercriminales lo saben, por ello, modifican constantemente su forma de actuar y la naturaleza de sus ataques. Afortunadamente hay compañías, como McAfee, que monitorizan la evolución de las ciberamenazas y analizan las tendencias. En el último trimestre de 2013, detectaron un peligroso aumento del 52% de malware firmado con certificados digitales. En ese mismo informe, destacan el incremento del software malicioso en los puntos de venta y el salto de un 197% en el número de virus para Android.



Los ataques DDoS, por su parte, gozan de creciente popularidad en los rincones más oscuros de Internet. En las últimas semanas hemos presenciado ofensivas de dimensiones dantescas. Pero el alcance del ataque depende de su objetivo. Utilizar la función de pingbacks de 162.000 webs de Wordpress para crear miles de solicitudes HTTP por segundo ha sido suficiente para tumbar un popular sitio web (del que no se ha facilitado el nombre), según informa la empresa de seguridad Sucuri.

No obstante, cuando una estrategia funciona bien año tras año, no necesita una gran evolución. Eso sucede con las típicas acciones de phishing que en España coinciden con la campaña anual de declaración de la renta. Los cibercacos envían emails falsos de la Agencia Tributaria con la excusa de una devolución de impuestos para conseguir que los inocentes usuarios les envíen hasta los datos de su tarjeta de crédito.

Por su parte, Whatsapp es una de las aplicaciones de mensajería instantánea que supo cubrir una necesidad existente hace 5 años y ha contribuido a la evolución de nuestra forma de comunicarnos. Sin embargo, sus problemas de seguridad continúan en el ojo del huracán. Por ejemplo, recientemente se ha descubierto que el archivo donde se almacenan las conversaciones está al alcance de cualquier otra app con los permisos adecuados, lo que puede significar un riesgo para nuestra privacidad. No obstante, la última actualización de Whatsapp ha traído ciertas mejoras para los usuarios de Android, en lo que ha privacidad se refiere. Otorga al usuario la posibilidad de controlar quién puede ver su foto del perfil, su frase de estado o su última conexión.

---

Te invitamos a votar nuestros posts, a dejar tu comentario y a compartirlo en redes sociales. Asimismo, si quieres, puedes seguirnos en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces ;-)

0 comentarios:

Publicar un comentario