viernes, 21 de marzo de 2014

Los jóvenes turcos, los de Twitter, y los otros

¿Quiénes son los jóvenes turcos? ¿Son los que están protagonizando una de las mayores revueltas políticas de la era 2.0? Puede, pero no solo. Los jóvenes turcos es también el nombre de un canal de Youtube que presume de ser el más difundido de Internet. Según la enciclopedia abierta Wikipedia, el canal alcanzó en abril de 2013 los mil millones de visualizaciones (un uno, seguido de nueve ceros).



‘The Young Turks’ es un espacio de debate político, conducido por Cenk Uygur y Ana Kasparian. Con 17.545 vídeos publicados, y casi un millón y medio de suscriptores, los análisis efectuados y las opiniones vertidas por sus conductores dan la vuelta al mundo. Uno de sus últimos episodios trata sobre la supuesta capacidad de la NSA para suplantar a Facebook, inyectar malware vía phishing y robar credenciales de administradores de sistemas. Casi 60.000 visualizaciones en una semana dan para hacerse una idea de su alcance.


De las últimas filtraciones de Snowden, quizá el aspecto más chocante y controvertido es el del robo de las credenciales de administradores de sistemas. El mismo blog que publicó estas últimas filtraciones, The Intercept, explica ahora en detalle cómo tiene planteado ese sistema la NSA, a partir de unas publicaciones confidenciales fechadas en el año 2012, y que pertenecen a un foro interno de discusión sobre los servidores de la agencia norteamericana.

Mientras, y ya que tenemos en el punto de mira a los “jóvenes turcos”, el Gobierno de dicho país ha conseguido ser más trending topic que nunca, al haber cerrado, como ya casi todo el mundo sabe, el acceso a Twitter. Salvo métodos de navegación anónima, o similares, el patio del pájaro azul está cerrado a cal y canto. Y el argumento de su primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, es de esos que entiende la razón de la fuerza: “Vamos a demostrar al mundo el poder de la República Turca”.

Es una forma un tanto extraña de demostrar el poder de nadie. Hay exhibiciones de poder que atemorizan bastante más que desconectar a un país de una red social. Por ejemplo, el ataque masivo a páginas web alojadas en servidores con una versión antigua de Linux, caso que ha sido destapado por investigadores de Cisco. O los 161 millones de registros que tenemos disponibles en “Have I been Pwned?”, y que sirven para saber de un vistazo si alguna dirección de e-mail corporativa ha resultado comprometida.

Y, en definitiva, seguro que los jóvenes turcos tienen en su cabeza asuntos que nada tienen que ver con que les cierren Twitter. Como evitar ser víctimas del fraude online que está a la orden del día. Eugene Kaspersky ha publicado en fechas recientes en su blog un extenso post sobre esquemas de fraude y soluciones de su empresa (inevitable, pero ello no invalida la lectura), con un toque simpático en el título: Kentucky Fraud Kickin’.

Para ser joven no hace falta tener pocos años, si no primavera en la sangre. Qué mejor que este primer día completo de primavera para conocer a los “jóvenes turcos”. Y compartirlo, aquí o conversando en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces ;-)
 

0 comentarios:

Publicar un comentario