martes, 1 de abril de 2014

La mayor ciberamenaza es la mordaza

“¿Qué es la libertad de expresión? Sin la libertad de ofender, deja de existir” argumenta el escritor británico Salman Rushdie. En este sentido, nosotros añadiríamos otra pregunta: ¿cuál es el medio por excelencia para ejercer la libertad de expresión? Sin libertad de expresión, Internet se queda huérfano.
La llegada de Internet permitió a cualquier ciudadano opinar y transmitir sus ideas libremente al mundo entero. No obstante, como ya ha pasado tantas veces a lo largo de la historia, a los poderosos no les gusta ser criticados. Por ello, algunos ponen todos los medios a su alcance para impedirlo, haciendo gala de una nula sensibilidad democrática. Si un país como Turquía, que ha expresado en numerosas ocasiones su deseo de integrarse en la Unión Europea, bloquea sitios web tan importantes como Youtube, no es de extrañar que las autoridades de la UE le llamen la atención y le exijan que se ajuste a “los estándares europeos” y a la jurisprudencia del Tribunal de Estrasburgo.

Así pues, amordazar a Internet podría ser considerada la amenaza más importante a la que nos enfrentamos en el ciberespacio. No obstante, hay otras muchas. Por ejemplo, el robo de datos personales e información sensible de todo tipo de organismos. Sólo en el sector de la salud en EE.UU., las brechas de seguridad de este tipo han afectado a más de 30 millones y medio de individuos. Por su parte, el gobierno federal de Canadá ha informado de que, sólo en el periodo de 10 meses entre abril de 2013 y febrero de 2014, se han producido más filtraciones de datos que durante los 10 años anteriores. Para más inri, el gobierno británico ha aprovechado la presentación de su nuevo Equipo de Respuesta a Ciberemergencias (CERT-UK), para afirmar que el 93% de las grandes corporaciones sufrió “alguna brecha” el año pasadoç y que los ciberataques suponen un coste medio de entre 450.000 y 850.000 libras.
Aunque algunos siguen identificando a Internet con ordenadores de sobremesa, lo cierto es que hace años que todo tipo de dispositivos están permanentemente conectados a la red. Por lo tanto, el número de frentes que hay que proteger de las ciberamenazas se han multiplicado de manera espectacular. Nuestros teléfonos móviles son víctimas potenciales de todo tipo de peligros. Por ejemplo, de inyecciones de códigos maliciosos a través de apps basadas en el lenguaje HTML5. Pero incluso nuestros coches son cada vez más vulnerables a los cibercriminales. Según el investigador Nitesh Dhanjani, el método de apertura del Tesla Model S a través de una app móvil y una clave de usuariopermitiría que un atacante que hubiera conseguido hacerse con las credenciales de su dueño pudiera abrir el coche o conociera su localización en cualquier momento.
Por tanto, luchemos por una red sin barreras a la libre expresión, por unos dispositivos cada vez más seguros y por hacer la vida mucho más difícil a los cibercriminales.
Te invitamos a votar nuestros posts, a dejar tu comentario y a compartirlo en redes sociales. Asimismo, si quieres, puedes seguirnos en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces

0 comentarios:

Publicar un comentario