miércoles, 16 de abril de 2014

Los huevos de Pascua de la ciberseguridad


La tradición de regalar huevos de Pascua por estas fechas está relacionada con la fertilidad que representa la primavera. En algunos países se intercambian huevos de gallina decorados a mano, en otros es más típico obsequiar a los seres queridos con huevos de chocolate. 
Tal vez, los profesionales de la seguridad de la información podrían tomar ejemplo y crear su propia tradición para celebrar que trabajan en un campo profesional muy fértil y en constante crecimiento. De hecho, su nivel de satisfacción con su empleo se elevó durante el año pasado, tal y como se desprende del estudio “Seguridad de la Información: de barrera para el negocio a facilitador del negocio” encargado por Infosecurity Europe. El 81% de los profesionales de la ciberseguridad encuestados afirmó que su trabajo se ha vuelto más agradable, a pesar de que aún existe un importante vacío de talento cualificado en este área.
El crecimiento exponencial de la demanda de profesionales relacionados con la seguridad de la información agudiza el problema de la falta de personas competentes para hacer frente a la variedad de ciberamenazas que hoy en día ponen en peligro a usuarios, empresas y gobiernos. Por ejemplo, el Pentágono de los EE.UU. ha afirmado que prevé incrementar la plantilla de su Cibercomando de las 1.800 personas de este año, a las 6.000 en 2016.
El rol que desempeñan los expertos en seguridad es fundamental en las organizaciones. Un equipo humano bien preparado podría llegar a evitar brechas de seguridad que permitan a hackers hacerse con información sensible o con datos personales de los clientes, tal y como le ha sucedido al fabricante de hardware Lacie. La compañía ha comunicado a los clientes de su tienda online que ha sido infectada con un malware a través del cual el atacante podría haber obtenido sus detalles personales y bancarios durante todo un año.
Si hablamos de los usuarios finales, aún queda un largo camino por recorrer en el área de la seguridad, especialmente en todo lo relacionado con los dispositivos móviles. Hace unos meses, Samsung sorprendía a más de uno cuando anunció que su recién lanzado Samsung Galaxy S5 incluiría un lector de huellas dactilares. Sin embargo, la firma de seguridad SRLabs ha demostrado que su fiabilidad es cuestionable, ya que es posible saltarse esta medida de seguridad con una lámina de silicona que posea la huella del propietario del terminal.
También Google es consciente de la necesidad de proteger a los usuarios finales cuyos recursos para invertir en seguridad distan mucho de los de una organización. Por ello, ha implantado en Android un sistema para escanear las apps en busca de malware antes de su instalación.
Otra amenaza que se cierne sobre los propietarios de teléfonos móviles es el robo físico de los aparatos. Para evitar que los posibles ladrones accedan a la información almacenada en un dispositivo o hagan uso de él,fabricantes y operadores han llegado al compromiso de que todos los terminales incluyan herramientas antirobo a partir de julio de 2015. Dichas herramientas permitirían borrar el contenido del teléfono o dejarlo inoperativo de forma remota.
Dicho todo esto, os deseamos unas felices vacaciones de Semana Santa. Desconectad y divertiros, pero sed prudentes en el uso de la tecnología, no olvidéis que los cibercriminales no se toman vacaciones.
Te invitamos a votar nuestros posts, a dejar tu comentario y a compartirlo en redes sociales. Asimismo, si quieres, puedes seguirnos en nuestros perfiles. A la derecha, en la barra lateral, tienes los enlaces.

0 comentarios:

Publicar un comentario