miércoles, 7 de mayo de 2014

Ciberamenazas... a pesar de la Feria



Hoy te gustaría estar en Sevilla, ¡y lo sabes! El alboroto de la Feria de Abril te llama, pero aquí estás, anclado frente a la pantalla.

Mientras los sevillanos llenan de color y lunares el recinto ferial, en el resto del mundo nos enfrentamos a los peligros del ciberespacio. Por ejemplo, a las llamadas Amenazas Persistentes Avanzadas (APT). Tradicionalmente se ha llamado así a aquellos ciberataques que eran dirigidos durante un largo periodo de tiempo contra un objetivo en concreto. No obstante, según investigaciones de la compañía Imperva, tales amenazas ya no necesitan ser muy sofisticadas para alcanzar una gran efectividad, basta con aprovechar los errores de los trabajadores de una organización para conseguir sus objetivos.

En cualquier caso, un ciberdelincuente tiene muchas formas de sortear las barreras de protección de una compañía. Por ejemplo, podría aprovechar que el sistema operativo IOS 7 no cifra los datos adjuntos de los correos electrónicos para interceptar información sensible enviada por los directivos.

Seguramente sentirás un poco de envidia de los sevillanos al imaginarles en las casetas rodeados de amigos y tomando rebujitos. Pero rápidamente dejarás de pensar en ello cuando vayas a utilizar tu móvil y resulte que ha sido presuntamente bloqueado por la policía por haber visualizado “porno ilegal”. Te pedirán que pagues una multa de 300 dólares para recuperar el acceso al mismo. Obviamente ésta no es la forma de actuar de las fuerzas de seguridad, sino de unos delincuentes que han conseguido infectar tu Android con un troyano llamado Koler.A.

Al otro lado del charco no tienen la cabeza para bailar sevillanas ahora mismo. Mientras que la Oficina de Soporte Técnico para Combatir el Terrorismo (CTTSO) de EE.UU. pide al sector privado que busque soluciones al posible uso de las monedas virtuales con fines terroristas, el gobierno de aquel país advierte del peligro que representan los contadores de luz inteligentes para la privacidad de los hogares. Tan preocupados están los estadounidenses con las ciberamenazas y el hacking que han detenido a un chaval de 18 años por supuestamente haber accedido al sistema informático de su instituto para cambiar las notas de cuatro alumnos. Por supuesto, es un acto ilegal y debe ser castigado. Pero arrestarle con cuatro cargos por delitos contra la propiedad intelectual, por alteración de registros públicos y por cuatro delitos contra usuarios informáticos imponiéndole una fianza de 5.000 dólares puede que a más de uno le resulte un trato excesivamente duro. Al menos, esperamos que sea ejemplarizante.

Bueno, si no podéis acercaros estos días a Sevilla a disfrutar de su fantástica Feria, al menos buscad otras formas para desconectar y manteneros un tiempo alejados de tanto dispositivo electrónico.


0 comentarios:

Publicar un comentario