jueves, 22 de mayo de 2014

Ciberataques y sus consecuencias

“El alcance del daño es de dimensiones astronómicas y podría tratarse del mayor pirateo electrónico de todos los tiempos” (Rik Ferguson, vicepresidente de Trend Micro). 

La cita anterior se refiere a la descomunal fuga de datos que ha sufrido el gigante de Internet eBay. Los atacantes comprometieron las credenciales de acceso de algunos empleados, de forma que pudieron acceder a la base de datos donde se almacenaba la información de sus 233 millones de usuarios. Desde la compañía afirman que la brecha no ha afectado a los detalles financieros de sus clientes, pero los hackers sí han tenido acceso a otros datos como nombres, correos electrónicos, direcciones postales, números de teléfono y fechas de nacimiento.  También a las contraseñas, aunque en este caso estaban cifradas. Se trata de una información de gran valor en el mercado negro, así que no cabe duda de que este grave incidente le pasará factura a eBay.

Si analizamos las consecuencias del gran ataque que padeció la cadena de tiendas Target en diciembre, el futuro no pinta muy halagüeño para eBay. En primer lugar, destituyeron a su responsable de seguridad de la información. Hace poco, dimitió también su director general. Además, llevan unos costes acumulados de 25 millones de dólares relacionados con la brecha, por no hablar de una caída en los beneficios del 46% en el último trimestre de 2013 y del 26% en el primero de este año.

No obstante, los delincuentes que realizan este tipo de asaltos también podrían enfrentarse a importantes consecuencias. Tenemos el ejemplo de David Ray Camez, uno de los miembros clave de la organización criminal Carder.su. El señor Camez se dedicaba al robo y tráfico de tarjetas de crédito. Por estos hechos y su pertenencia al crimen organizado, le han condenado a 20 años de prisión en EE.UU.

Pero no sólo se condenan los grandes delitos. Los pequeños también pueden ser castigados. Por ejemplo, instalar software espía en el móvil de tu novia para tenerla controlada, tal y como hizo un joven de Burgos. El hombre de 23 años fue arrestado por la Guardia Civil por un delito contra la intimidad de la persona y su caso ya está en el juzgado.

Otro ámbito importante de nuestra intimidad hace años que se trasladó a las redes sociales, de las cuales, Facebook es su mayor exponente. Por ello, la compañía estadounidense se esfuerza en mejorar la seguridad de nuestras cuentas en su plataforma y en proteger a los más indefensos. Por un lado, ha llegado un acuerdo con las firmas de seguridad F-Secure y Trend Micro para analizar si los dispositivos de los usuarios están infectados por malware y ofrecerles herramientas gratuitas para eliminarlo. Por otro lado, ha puesto en marcha en España un Centro de Prevención del Acoso que ofrece información y herramientas útiles para las víctimas de “ciberbullying”.

0 comentarios:

Publicar un comentario