domingo, 18 de mayo de 2014

El top 5 de la semana en seguridad (XXV)

Protección de datos en el IoT, algoritmos inteligentes y racionalidad, beneficios de trabajar para los malos, puntos de venta atacados y japoneses arrestados por posesión de armas creadas mediante impresoras 3D. Los cinco post top de esta semana, directamente en el recopilatorio del domingo.

Los métodos de ataque y robo de datos personales evolucionan a un ritmo alarmante en un entorno cada vez más dominado por el internet de las cosas. Kester y Pattison escribían un artículo recientemente sobre las medidas que hay que aplicar para paliar los peligros asociados a estos ataques.


Y ya no hablamos únicamente de las posibles fugas de información, sino de que conforme avanza la tecnología, y en especial la robótica, nos dirigimos a un entorno dominado por máquinas, profundamente racionales, y que podrían, como bien señala Pablo F. Iglesias en su artículo, llevar a toma de decisiones sencillas matemáticamente hablando en las que están en juego vidas humanas.


¿Por qué un experto en seguridad informática querría estar trabajando para una organización ilegal? La respuesta es fácil. Por los beneficios materiales. El último, descubierto por el Centro Europeo contra el Cibercrimen (EC3), el que está llevando a cabo un jefe del cibercrimen de una banda del este, al regalar un Ferrari al hacker más productivo de su organización.


Con tales incentivos no es raro que cada día se produzcan cientos de ataques a servicios de internet, principalmente, puntos de venta de tiendas. Sistemas que manejan un flujo de dinero y que por lo general, no cuentan con las medidas de seguridad necesarias.


Y terminamos con una noticia que reabre el debate sobre los posibles usos ilícitos de la impresión 3D. Un japonés es detenido con cinco armas impresas con esta tecnología, al menos dos de ellas totalmente operativas.


Cinco temas top de la semana. Cinco noticias que beben de la misma fuente. La del negocio que hay tras el robo de información.

0 comentarios:

Publicar un comentario