sábado, 10 de mayo de 2014

Saltad al ring, hackers

¡Bienvenidos a la velada de e-Boxeo más importante de los últimos años! A un lado, y con aspecto completamente freaky, ¡El Seguro Cibernético! Al otro, y con decenas de años de experiencia, ¡La zona de confort! Que empiece el combate. ¡Segundos fuera!



A estas alturas ya sabemos que la ciberseguridad es una pelea que se libra a diario. Pero en ocasiones los peores enemigos no están fuera, no son los “hackers”, sino quienes sin saberlo practican una especie de fuego amigo. Así pues, nuestros primeros “enemigos íntimos” son la comodidad y la ignorancia. Porque solo a la comodidad o a la ignorancia se puede achacar que 7 de cada 100 sitios web que han revisado sus certificados después del “agujero negro” de Heartbleed, los han vuelto a emitir… usando la misma clave privada. Estamos en el Round 1 y el púgil de la ciberseguridad ya tiene la nariz dislocada. Tiempo muerto.

Los contendientes saltan de nuevo a la pista pero esta vez “La zona de confort” se ha puesto los guantes de pelea de la usabilidad. Y eso en el e-Boxeo es como incrementar el riesgo por tres. Exactamente el número de contraseñas que tienes, sin que lo sepas, para tu cuenta de Facebook. ¿A que tú también creías que tenías solo una? Bueno, pues no, pues tienes al menos tres. Y aparentemente es así para evitar fallos en el teclado, como los derivados de tener el bloqueo de mayúsculas activado. Se acaba el Round 2 y a la nariz dislocada se suma un inmenso dolor en las costillas y en la mandíbula.

El púgil de la ciberseguridad pide cuartelillo pero su entrenador le anima. ¡¡Vamos!! Así que saltamos de nuevo a la pista con él y esta vez… “La zona de confort” se ha convertido en miles, cientos de miles de usuarios que prefieren ver películas gratis antes que pagadas. Lo cual no es bueno ni malo, pero es algo que se debe hacer en determinadas páginas codiciadas por su tráfico y por su reputación. Así que también son objeto del deseo de los cibercriminales. Y puertas traseras para infectar a un usuario hay muchas, algunas tan básicas como la publicidad, que es lo que le han hecho a la ya mítica página Demonoid. Al menos esta vez nuestro amigo en el ring ha podido parar un derechazo y ha colocado el cartel de “Peligro: malware”.

Después de tres rounds, la ciberseguridad está exhausta. Y cuando el entrenador va a tirar la toalla, aparecen del público algunos de los hackers éticos más conocidos en España y dicen aquello de “solo no puedes, con amigos sí”. Y se suben al ring en forma de Hangout de la mano de Hangout On para hablar de hacking ético


Quién gane el asalto final depende en gran parte de ti, lector. La diferencia entre un ring de boxeo e Internet es que aquello es un deporte, y esto es tu día a día. Protégete, infórmate, comparte y redifunde. Está en nuestras manos hacer de Internet un lugar habitable ;-)

0 comentarios:

Publicar un comentario