miércoles, 11 de junio de 2014

No seas tan inocente o los cibercriminales se aprovecharán

¿Cuántas veces has deseado volver a ver el mundo con la inocencia de un niño? Cuando nos sobrevienen los problemas, cuando las situaciones nos superan, se nos suele presentar ese deseo de regresar a una época en la que nos sentíamos protegidos y libres de los males de este mundo.


Pero hay que aceptarlo. Hemos crecido, hemos madurado. Ahora miramos la vida con ojos desconfiados e incrédulos. Afortunadamente este recelo tiene su utilidad. Por ejemplo, para prevenir, en la medida de lo posible, convertirnos en víctimas del cibercrimen. Según un informe del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos junto a la firma de seguridad McAfee, se estima que el coste económico global de los ciberataques alcanza casi el medio billón de dólares. De hecho, ante el inminente comienzo del Mundial de Fútbol de Brasil debemos mantener los ojos más abiertos que nunca. Un acontecimiento de tanto calado siempre es un objetivo muy jugoso para los ciberdelincuentes ya que les ofrece un sinfín de posibilidades para engañar a los usuarios, según un reciente informe de Symantec.

Con Mundial o sin él, los cibercacos siempre tienen un buen anzuelo preparado para pescar a algunos usuarios desprevenidos. La promesa de ganar rápidamente seguidores en Twitter siempre es un buen reclamo. Sin embargo, Bitdefender alerta de que estas prácticas pueden comprometer la integridad de tu cuenta en esta red social

Pero no sólo los usuarios de “a pie” debemos dejar aparcada la inocencia. Las organizaciones también tienen que seguir madurando y trabajando para incrementar sus niveles de seguridad. Por ejemplo, para defenderse de los ataques de inyección SQL que, según 4 de cada 10 encuestados por el Ponemon Institute, son una amenaza creciente. O para evitar que sus sitios web sean hackeados por sujetos malintencionados. En este sentido, Google ha lanzado una campaña informativa en Google+ a través del hashtag #nohacked para que los usuarios de esta plataforma intercambien información y trucos que les pongan las cosas más difíciles a los hackers.

Hablando de hackers, ¿a qué edad perdiste tú la inocencia? ¿Con 13? ¿Con 14 años? Un par de chavales canadienses de esta edad han dejado muy atrás sus juguetes y ahora se entretienen sacando los colores a un banco como el de Montreal (BMO). Se descargaron unos viejos manuales de cajeros automáticos y decidieron aprovechar la hora de la comida para ir a probar si eran capaces de hackear alguno. En efecto, lo lograron y avisaron al banco de las deficiencias de seguridad. Pero como ya hemo dicho, los adultos somos escépticos, así que tuvieron que repetir el proceso y darles pruebas fehacientes de que lo que decían era cierto.

Si este artículo te ha despertado preguntas o comentarios, te invitamos a que compartas tus impresiones con nosotros a través de cualquiera de nuestros canales sociales (tienes los enlaces en el menú lateral) o aquí, en nuestro blog.

0 comentarios:

Publicar un comentario