martes, 3 de junio de 2014

Todo el peso de la ley cae sobre el cibercrimen

“En su mejor momento, el hombre es el más noble de todos los animales; apartado de la ley y la justicia es el peor”.  Así es como Aristóteles recalcaba el importante papel que juega la ley en la sociedad. Por desgracia, algunas personas insisten en alejarse de su nobleza para mostrar la peor cara del ser humano.

Por ejemplo, aquellos que buscan vulnerabilidades en todo tipo de tecnologías para explotarlas posteriormente. Con puntos flacos como los han descubierto unos investigadores en las redes de itinerancia móvil, a un hacker de moral laxa no le sería demasiado complicado interceptar las comunicaciones de los usuarios en dichas redes.

Otra muestra de la mezquindad humana es la distribución de troyanos bancarios. Este tipo de malware suele robar las credenciales de acceso a las cuentas bancarias de los usuarios o guarda los datos de sus tarjetas de crédito para ser utilizados posteriormente por cibercriminales. En países como Japón, es una tendencia en auge. De hecho, se calcula que el coste de las operaciones bancarias no autorizadas en dicho país en lo que va de año asciende a la astronómica cifra de diez mil millones de euros.

Afortunadamente los que respetamos las leyes somos una gran mayoría. Además, contamos entre nosotros con personas que dedican su vida a perseguir a aquellos que las quebrantan. El Departamento de Justicia de EE.UU. ha anunciado que el pasado fin de semana se llevó a cabo una operación internacional para interrumpir la actividad de una botnet que distribuía el peligroso troyano bancario “Gameover ZeuS”, así como el ransomware “CryptoLocker”. Asimismo, el F.B.I. ha incluido a un nuevo individuo en su lista de “los más buscados”. Se trata del ruso Evgeniy Bogachev, conocido en Internet como "lucky12345" y "slavik", y al que han acusado de estar envuelto en el ataque a más de un millón de ordenadores.

En España, el año pasado fueron detenidos 5.054 individuos acusados de ciberdelitos. Aunque también es cierto que apenas se esclarecieron un 5% de los 42.437 hechos relacionados con la cibercriminalidad. En este sentido, parece urgente realizar un mayor esfuerzo para que todo el peso de la justicia recaiga sobre los cibercriminales.

Y, aunque muchos no estarán de acuerdo, en Suecia, también ha sido arrestado Peter Sunde, uno de los fundadores del sitio web de intercambio de archivos The Pirate Bay. Fue condenado por infringir las leyes de copyright de aquel país y llevaba 2 años prófugo de la justicia.

0 comentarios:

Publicar un comentario