viernes, 11 de julio de 2014

Campeones del fútbol y de la seguridad

Holanda, Brasil, Argentina y Alemania. Esos son los cuatro países que se llevan la gloria en este Mundial de Fútbol. Sean cuales sean los resultados de los próximos días, ellos ocupan los cuatro primeros lugares, sí o sí. Aprovechamos su popularidad futbolística para acercarnos a su ciberseguridad. ¿Serán estos países detrás de las pantallas tan campeones como lo son en el terreno de juego?



Comencemos por Holanda. El país de los tulipanes es un ejemplo en cuanto a ciberseguridad industrial. No lo decimos nosotros, sino Auke Huistra, project manager en la Organización Holandesa para la Investigación Científica Aplicada y ponente en el Primer Congreso de Ciberseguridad Industrial organizado por el Centro con el mismo nombre (CCI), que se celebró a finales del año pasado. En su búsqueda de la excelencia, Huistra siempre anda al acecho de profesionales que tengan un conocimiento global. Y advierte: "si encontráis un profesional así le ponéis una cadena al tobillo y no lo dejéis salir nunca de la empresa".

Vayamos ahora a por la recién humillada por Alemania, Brasil. La humillación no solo la hemos visto en el terreno de juego: brechas de seguridad, contraseñas expuestas en público, variantes específicas de malware... El Mundial ha concitado a dos tipos de aficiones: las del fútbol, y las de quienes se adueñan de lo ajeno. Entre la amplia documentación que podemos encontrar en la red, bien vale la pena rescatar hoy un informe en PDF titulado "Brasil y la niebla de la ciberguerra", firmado por Diego Rafael Canabarro y Thiago Borne, y que es una revisión al completo de las políticas de ciberseguridad desarrolladas por el país amazónico.

Campeones en seguridad, o al menos pioneros en la materia, son los argentinos. Cuesta encontrar noticias destacadas recientes sobre la nación del tango y la seguridad, y esto se debe en parte a que el Plan Argentino para la Ciberseguridad no es una noticia de los últimos tiempos. De hecho, hay que ir a buscarlo al año 2011, cuando el asunto estaba muy lejos de estar, como hoy, en los primeros puestos de la actualidad. Ya entonces, el director de la Oficina Nacional de Tecnologías de la Información, Pedro Janices, afirmaba en una entrevista que la herramienta "más valiosa" era (y sigue siendo) "el intercambio de información de las modalidades de ciberataques en todas sus formas".

¿Y qué hay del gran favorito de la cita por excelencia del fútbol, Alemania? Pues podemos decir que también es el país que destaca sobre los demás en cuanto a su preparación en seguridad. Es muy abundante la información que se encuentra al respecto en Internet, así que qué mejor que ir a la fuente directamente: el Ministerio Federal del Interior y su PDF acerca de la "Estrategia en Ciberseguridad para Alemania", un documento de 20 páginas con todas las claves de la ciberseguridad en el país teutón. Y editado, al igual que en el caso argentino, en el año 2011.

Como decíamos, el Mundial de Brasil nos deja numerosos titulares sobre la seguridad de la información. Sea como sea, a Brasil no le ha salido barata esta función: se estima que su inversión total en seguridad es cinco veces mayor que la que tuvo que realizar su antecesor, Sudáfrica, en el año 2010. Pero al menos en el terreno de los ceros y los unos, toda precaución es poca, como nos acaba de recordar la prestigiosa publicación norteamericana Time, en un reportaje que no deja lugar a dudas: "Guerra Mundial Cero: cómo los hackers luchan para robar tus datos".

Tercer y cuarto puesto, y final. La suerte está echada. Solo un equipo obtendrá la Copa Mundial, pero todos han peleado por conseguirla. En el mundo de la seguridad no hay medalla de plata: si tú no buscas protegerte, siempre habrá alguien al acecho para marcarte un gol. Permanece atento, incluso cuando se apaguen los focos del Estadió Maracaná de Río de Janeiro.

0 comentarios:

Publicar un comentario