sábado, 9 de agosto de 2014

Como cualquier otro negocio convencional

El servicio al cliente es un valor importantísimo para los negocios. Si quieres que la gente vuelva a comprar de forma habitual, debes ofrecerles algo y darles una razón para hacerlo”. Algo que todo empresario tiene inculcado en su ADN, y que funciona así tanto en los negocios legítimos como en los que no lo son.

Sería imposible no volver a hablar de algunas de las perlas informativas que nos están dejado tanto la DefCon como la BlackHat 2014. Entre ellas, la charla de Tom Holt, profesor asociado en la Universidad de Michigan y especializado en cibercrimen, que relataba de esta manera cómo las grandes comunidades de ciberdelincuentes operan bajo las mismas estrategias de venta que cualquier otro negocio. El trato al cliente es vital, brindándole confianza y seguridad, planes contra imprevistos (no vaya a ser que de esos 500 números de tarjeta, alguno ya no esté en circulación) e incluso asesoramiento para realizar los crímenes.

El valor de las contraseñas es uno de los elementos más demandados en la industria del fraude. Tanto es así, que no es de extrañar que varios estudiantes de la Universidad de Massachusetts hayan conseguido desarrollar un método de robo de contraseñas con Google Glass sin que el usuario tenga que estar mirando. El software se encarga, mediante un vídeo, de localizar el teclado (que puede ser físico o virtual), cuadrarlo según la posición donde esté situado el usuario, y analizar los movimientos de la mano de la víctima, con una efectividad del 90%. Mucho cuidado cuando cuando este wearable acabe por llegar a las calles.

Seguimos con charlas, esta vez de Gene Bransfield y su gato, que darán una pincelada de humor en la DefCon del Domingo  al contar cómo Coco, el gato de la abuela de su esposa, se convirtió en un verdadero hacker gracias a un collar especialmente diseñado para rastrear redes WIFI y detectar todas aquellas que aún usan contraseña WEP, que es desde hace una década fácilmente explotable por fuerza bruta. El felino, en su trayecto diario por las calles, realizó un mapa que deja patente el gran número de routers abiertos o con seguridad básica, un manjar para cualquier interesado en robar nuestros datos.

Sabedores de esta situación, los chicos de Yahoo, junto con los de Google, están trabajando en un plugin que instalado en navegador permitiría cifrar de punto a punto las comunicaciones de email. Lo mejor de todo, y quizás el broche de oro que le otorga el valor suficiente para colarse en este artículo, es que por primera vez hablamos de una tecnología de cifrado end-to-end que sería compatible entre diferentes proveedores de correo, con la idea de que el día de mañana sea un estándar implementado el propio gestor de emails.

La seguridad de la información, un punto clave en todo el ecosistema digital de nuestra sociedad, está en nuestros días jugando una apasionante partida de ajedrez. Los buenos contra los malos, y en el medio los peones, los usuarios. Para estar al día, para saber cómo defenderte de los caballos, los alfiles, las torres e incluso la poderosa reina, no dudes en dejarnos un comentario y seguirnos, tanto en Twitter, como en Facebook y Google+.

0 comentarios:

Publicar un comentario