lunes, 25 de agosto de 2014

Freír tu cerebro tiene sus riesgos

“Me gustan los disparates; despiertan las células cerebrales”. En la época en la que el escritor Dr. Seuss hizo tal afirmación, seguramente nadie podía imaginar que, en el siglo XXI, unos investigadores de la Universidad de Oxford descubrirían que a través de equipos de estimulación cerebral eléctrica se podría mejorar nuestra capacidad de atención.


En efecto, la tecnología de estimulación transcraneal de corriente directa (TDCS, por sus siglas en inglés) consiste en aplicar pequeñas corrientes eléctricas directamente sobre el cuero cabelludo, estimulando así las neuronas. No obstante, aunque los resultados en el laboratorio son prometedores, aún es una tecnología inmadura. A pesar de ello, algunas compañías están aprovechando su tirón para comercializar dispositivos de este tipo destinados a jugones de videojuegos, lo que podría resultar dañino para todos aquellos que se dejen llevar por ‘claims’ publicitarios sin conocer sus riesgos. Por eso, algunas voces de la comunidad científica están pidiendo su regularización inmediata.

Precisamente los usuarios de la videoconsola Playstation de Sony en EE.UU. sufrieron ayer la interrupción del servicio de Playstation Network y Sony Entertainment Network durante 10 horas debido a un importante ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS) que mantuvo en jaque a la compañía nipona. El grupo de hackers presuntamente responsables de dicho ataque consiguieron incluso desviar el avión del presidente de Sony Online Entertainment, John Smedley, bajo una amenaza de bomba a través de Twitter.

Tradicionalmente, los más fanáticos de los videojuegos han tenido otra vía distinta a la TDCS para dar un empujón a sus neuronas: las drogas. De hecho, cada vez es más sencillo comprarlas cómodamente y de forma anónima a través de Internet, en lo que se conoce como la ‘darknet’ o red oscura. Escondidos bajo el anonimato que ofrece la red Tor, existen varios sitios que están cambiando la industria del tráfico de drogas a través de mecanismos de pago inteligentes, sistemas de ‘feedback, y competencia real que cada vez da más fuerza a los consumidores de este tipo de sustancias frente a sus vendedores.

Mientras unos ciberdelincuentes buscan facilitar el tráfico de drogas en Internet, otros intentan ponérselo difícil a la seguridad de los usuarios. Según un informe de Kaspersky del segundo trimestre de 2014, el 30% de los ordenadores españoles han tenido que hacer frente a alguna amenaza. Por ejemplo, los casos de malware financiero como Heartbleed, Pandemiya, Zeus o el Mundial de Brasil crecieron más de un 36% entre abril y mayo. En muchos casos es la falta de interés de los propios usuarios en mantenerse protegidos lo que promueve que las mentes criminales de Internet sigan fabricando y utilizando malware para realizar sus fechorías.

En este sentido, el famoso hacker español Angelucho ofrece algunos consejos en su blog: disponer de una solución antivirus actualizada, mantener al día los programas y el sistema operativo, utilizar contraseñas robustas diferentes para cada servicio, apagar la conectividad de nuestros dispositivos cuando no la necesitemos…

A todas las recomendaciones de Angelucho añadimos una más: estar bien informados sobre la actualidad de los riesgos que supone el uso de Internet y de la tecnología en general. Para ello, no necesitas drogas ni estimulación eléctrica, tan sólo debes seguirnos a través de nuestros canales sociales (los enlaces están en la barra lateral) o aquí en nuestro blog.

0 comentarios:

Publicar un comentario