sábado, 30 de agosto de 2014

Nuestro propio equipo de Guardianes de la Galaxia

La vida suele quitar más de lo que da, pero hoy no, hoy nos ofrece algo especial. Una oportunidad... de salvar a otros”. Así animaba Star-Lord, líder de Guardianes de la Galaxia, a aquel estrambótico grupo que conforma la única esperanza de vida del universo en la película de Marvel.


Héroes que en ningún momento quisieron serlo. Héroes que representan la antítesis del heroísmo. Héroes como el profesor Sam Bowne, del CCSF, que demostraba recientemente cómo haciendo un poco de google hacking cualquiera podía meterse en el FTP de un servidor abierto con 6.073 historiales médicos del Centro Médico E.A. Conway

Héroes que se valen de la tecnología para descubrir el origen de la vida y los misterios de la física. Como el Iron Man de los comics, el equipo encargado de trabajar con el sincotrón de electrones alemán que contará a partir de ahora con un nuevo científico. Watson, el super-ordenador de IBM, será el encargado de analizar los 100 petabytes de datos que todo este centro de investigación produce al año, a una velocidad estimada de 20GB por segundo.

Héroes, llegados de diferentes lugares del mundo, con diferentes perfiles e intereses, unidos por mantener con vida a nuestra especie de los posibles fallos de seguridad que pudieran llegar a producirse en cualquier centro de investigación. Así es como se formaba recientemente nuestro equipo personal de Guardianes de la Galaxia, bajo los muros de la Universidad de Cambrigde. El CSER (Centro de Estudio del Riesgo Existencial) debate ahora mismo, mientras el resto de mortales disfrutamos del fin de semana, cómo en cualquier lugar del planeta un científico loco podría estar preparando una cepa mortífera de algún virus con el fin de liberarla en varios lugares del planeta. Imaginemos una Gripe Española, que en 1918 acabó con 50 millones de personas, aprovechándose de la facilidad de dispersión y contagio de un aeropuerto, o las posibilidades de generar pequeñas armas de destrucción masivas gracias a la impresión 3D.

Todo esto cobra importancia cuando disfrutas (horrorizado) del relato de Oliver Stone en el documental que acompaña este artículo. El cómo durante 15 años el gobierno de EEUU ha estado manipulando a la sociedad bajo la llamada “Política del Terror”Desde los problemas de cómputo en el último estado en las elecciones a la presidencia entre George Bush y Al Gore, pasando por la persecución de Wikileaks o el espionaje masivo de la NSA. Hacen falta héroes. Hacen falta héroes. Hacen falta más Guardianes de la Galaxia ¿Serás tú el próximo?

0 comentarios:

Publicar un comentario