miércoles, 27 de agosto de 2014

Tu tienes la puerta, el cibercrimen busca la llave

La puerta de nuestro hogar es lo que separa nuestra vida privada y familiar del resto del planeta. Dentro nos sentimos seguros, nos sentimos en casa. Fuera dejamos los problemas y los peligros del mundo exterior. Por eso, cuando un ladrón quebranta la intimidad de nuestra vivienda, nos sentimos desnudos, ultrajados.

Todos conocemos algunos de los métodos que utilizan los delincuentes para forzar una puerta: la típica ganzúa que destroza tanto el marco como la propia puerta, una radiografía para vencer cerraduras endebles o, incluso, arrancar la puerta de cuajo perforando la pared de alrededor. Sin embargo, los expertos en cerraduras Jos Weyers y Christian Holler han demostrado lo sencillo que es imprimir una llave con la misma combinación en todos los dientes a partir de la foto de una cerradura gracias a la impresión 3D y utilizarla para abrir dicha cerradura a base de golpes secos con un martillo y algo de maña, tal y como podéis ver en el siguiente vídeo. De nuevo, una tecnología puede ser aprovechada por los criminales de forma poco honorable.



Afortunadamente, esta misma tecnología tiene usos tan beneficiosos que compensan con creces los riesgos que plantea. En este caso, la impresión 3D está siendo utilizada exitosamente en el campo de la medicina para producir prótesis. De hecho, un hospital de Pekín (China) ha implantado la primera columna vertebral impresa en 3D con titanio a un niño de 12 años con cáncer en la espina dorsal. Aún es pronto para conocer la evolución que tendrá el pequeño, pero hasta ahora todo el proceso ha ido sobre ruedas.

Dejando a un lado la tecnología de impresión 3D, hablemos de nuevo de la intimidad de nuestro hogar. Muchas veces, lo que separa nuestra privacidad del resto del mundo no es una puerta, sino un dispositivo con conexión a Internet. Ello da lugar a que ciberdelincuentes hagan lo que sea necesario para robar nuestros datos. En Corea del Sur acaban de detener a 16 personas por su relación en el uso fraudulento de los detalles personales de 27 millones de surcoreanos. Entre ellas, un individuo de 24 años llamado Kim habría recibido hasta 220 millones de registros de información de un hacker chino con el que repartió las ganancias de casi 400.000 dólares en la moneda de seis juegos online. Sin abandonar Asia, a otro individuo arrestado en Singapur conocido por el alias de “The Messiah” (“El Mesías”) le han imputado otros 105 cargos por delitos informáticos que se suman a los 57 que ya tenía.

Como ya sabemos, hoy en día los datos privados son uno de los botines más preciados por los cibercriminales y, en ocasiones, también por diferentes instancias gubernamentales y de seguridad. Por ello, mientras que en Reino Unido imponen una sanción ejemplar de casi 300.000 dólares al ministro de Justicia por extraviar un disco duro con la información confidencial no cifrada sobre el crimen organizado relativo a 2.935 reclusos de la prisión de Erlestoke en Wiltshire, en EE.UU. se ha desvelado que la Agencia de Seguridad Nacional podría haber creado una especie de buscador llamado “ICReach” para navegar de forma más cómoda a través de los 850.000 millones de metadatos que se calcula que tiene almacenados, además, permitiendo su acceso a otras agencias durante casi 7 años.  

El conocimiento es el arma más potente para combatir todos estos riesgos que traen consigo los avances tecnológicos. Para estar bien informado, nada mejor que seguirnos a través de nuestros canales sociales (los enlaces están en la barra lateral) o aquí en nuestro blog.

0 comentarios:

Publicar un comentario