viernes, 12 de septiembre de 2014

La lucha por tus datos personales tiene lugar cada día

“Levántate, ponte en pie, defiende tus derechos. Levántate, ponte en pie, no renuncies a la lucha”. Estas inspiradoras palabras del tema “Get up, stand up” de Bob Marley nos animan hoy a reflexionar sobre cómo defendemos nuestros derechos, específicamente nuestro derecho a la privacidad.

Desde que el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU., Edward Snowden, denunció las abusivas prácticas de espionaje que esta agencia había llevado a cabo en el marco de su programa Prism, parece que tanto los gobiernos, como las empresas y los ciudadanos hemos comenzado a vislumbrar que nuestros datos personales son un tesoro y debemos protegerlos de la mirada de extraños.

Durante los años de absoluto hermetismo que precedieron a las revelaciones de Snowden, algunas compañías lucharon, aunque sin éxito, contra los requerimientos de información sobre sus usuarios extranjeros que las agencias gubernamentales les hacían bajo el paraguas de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA Act). Al menos, eso se desprende de las 1.500 páginas de documentos clasificados que se hicieron públicas ayer y que muestran la batalla legal que Yahoo mantuvo contra dicha ley en secreto . De hecho, en 2008, el gigante de Internet tuvo que enfrentarse a la amenaza de ser multada con 250.000 dólares al día si no entregaba los datos solicitados.

Por su parte, el experto en seguridad Malte Pollmann reflexiona sobre por qué tradicionalmente las políticas de protección de la privacidad han sido tan diferentes en Europea y Norteamérica. La Unión Europea siempre ha velado por los datos personales de los usuarios de la Unión a través de exigentes políticas de protección, mientras que en Estados Unidos, la legislación al respecto ha sido más flexible permitiendo así que cada compañía implementase las medidas que creyera oportunas. Pollmann lo achaca  a las diferentes herencias culturales e históricas, haciendo hincapié en las consecuencias que la II Guerra Mundial tuvo sobre Europa, especialmente en Alemania.

Según crece la preocupación por la privacidad, no es de extrañar que se lleven a cabo estudios como el de la Red de Control Global de Privacidad (GPEN, por sus siglas en inglés). Tras examinar 1.211 applicaciones para móviles, la GPEN afirma que el 85% de ellas no informan adecuadamente a los usuarios de cómo recopilan, utilizan y disponen de su información personal y solicitarán a sus desarrolladores mejoras en este sentido. 

En cualquier caso, no hay que perder de vista otro tipo de espionaje que no está amparado por ninguna ley. Se trata del ciberespionaje industrial. La compañía de seguridad FireEye ha descubierto dos grupos organizados de hackers chinos que actúan en paralelo desde diferentes zonas del país. Por un lado, uno conocido como Moafee, actúa desde la provincia de Guangdong y tiene su objetivo en las organizaciones militares y gubernamentales de países con intereses en el Mar Meridional de China. Por otro lado, el grupo conocido como DragonOK trabaja desde la provincia de Jiangsu y su punto de mira se sitúa sobre empresas de alta tecnología y fabricantes en Japón y Taiwán. Ambas bandas utilizan “utilizan herramientas, técnicas y procedimientos similares, incluyendo puertas traseras personalizadas y herramientas de administración remota (RAT) para infiltrarse en las redes de sus objetivos", según cuentan los investigadores de FireEye.

Los dos grupos de hackers anteriores tienen motivaciones inequívocamente económicas, aunque no siempre es el caso. Según una encuesta que realizó la firma de seguridad Thycotic a un centenar de hackers, más de la mitad de ellos afirmaron que piratean todo lo que se cruza en su camino simplemente por diversión o por la emoción que ello les reporta. Sólo un 18% manifestó perseguir beneficios materiales. Otro dato llamativo es que el 86% de ellos se sienten impunes, están seguros de que no serán castigados por sus actos delictivos.

¿Te preocupa la seguridad de tus datos personales? No olvides que la mejor arma que tienes para mantenerlos a salvo es estar bien informado, así que te invitamos a seguirnos a través de nuestros canales sociales (los enlaces están en la barra lateral) o aquí en nuestro blog.

0 comentarios:

Publicar un comentario