lunes, 8 de septiembre de 2014

Que el cibercrimen no te mine la moral

El experto en motivación Harvey Mackay defiende que “cuando te levantas cada día, tienes dos opciones. Puedes ser positivo o negativo; optimista o pesimista”. Pero generalmente los lunes nos resulta más difícil pensar en positivo. Sobre todo, si comenzamos la semana con noticias como las siguientes.


La actividad cibercriminal en China se duplicó entre 2012 y 2013, de acuerdo con un informe de TrendMicro. Cada vez hay menos barreras para delinquir en Internet. Las herramientas maliciosas han bajado de precio mientras crecen en sofisticación y características. El mayor interés del mercado underground chino se concentra en torno a los equipos comprometidos, los servicios de ataques distribuidos de denegación de servicio y las herramientas de acceso remoto (RATs, por sus siglas en inglés).
Otro dato que nos pone hoy la zancadilla en nuestra búsqueda de la positividad es la aparición de una nueva amenaza para los usuarios de Salesforce.com. El malware “Dyre” que, hasta la fecha, había sido utilizado para robar las credenciales de usuarios de banca electrónica, ahora también se dirige a los usuarios de este proveedor en la nube.

Además, a pesar de los esfuerzos realizados en los últimos meses contra el ransomware, el secuestro de dispositivos y archivos continúa expandiéndose, según informes de Dell Secureworks y de F-Secure. De hecho, una imitación del famoso CryptoLocker conocida como Cryptowall ya ha infectado a 625.000 sistemas y ha recaudado 1,1 millones de dólares, aunque sólo el 0,27% de sus víctimas pagan el rescate exigido. Con este panorama es lógico que nos embargue el pesimismo.

Tal vez, el arresto del presunto creador del malware “WhatsApp PC” por parte de la Guardia Civil, nos haga sentir algo mejor. Este software malicioso también llamado "Win WhatsApp" y "WhatsApp Espía" prometía a los usuarios que les permitiría espiar los mensajes que otras personas enviaban a través de Whatsapp, aunque su función real era la de robar las contraseñas de redes sociales de los usuarios a los que infectaba.

Toda ayuda es poca para que tanto la Guardia Civil como el resto de cuerpos de seguridad detengan a malhechores como el anterior. En este sentido, parece inminente la llegada de automóviles policiales tecnológicamente mejor equipados y mucho más conectados. La primera edición de VEHIPOL, un salón especializado en vehículos policiales que tendrá lugar en Madrid en un par de meses, será su mejor escaparate.

Es posible que estos vehículos acaben disponiendo de sistemas de reconocimiento facial para detectar individuos potencialmente peligrosos, o simplemente para comprobar si un conductor tiene multas de tráfico pendientes sin necesidad de introducir sus datos. Sin embargo, este tipo de tecnologías levantan el recelo de los grupos que luchan por proteger la privacidad de los ciudadanos

A pesar de que los cibercriminales nos lo ponen difícil, el equipo del CIGTR os invita a comenzar la semana con mente positiva y bien informados de todas las ciberamenazas. Síguenos a través de nuestros canales sociales (los enlaces están en la barra lateral) o aquí en nuestro blog.

0 comentarios:

Publicar un comentario