sábado, 4 de octubre de 2014

'Shakespeare in hack'

¿Y si el mal estuviera tan extendido que hacer el mal fuese algo sin motivación alguna? A veces conviene echar mano de los clásicos, como William Shakespaere, para tratar de entender el presente. "Si todo el año fuese fiesta, divertirse sería más aburrido que trabajar", se afirma en la segunda escena del primer acto de su obra 'Enrique IV'. 

Quizá no están escribiendo la segunda parte de Enrique IV, pero unos investigadores de Akamai que han seguido la explotación de la vulnerabilidad Shellshock consideran que los criminales han perdido una gran parte del interés inicial. En parte, porque los parches que se han puesto en funcionamiento bloquean las posibilidades más peligrosas; y en parte, también, porque muchos 'amateurs' cuando no directamente "idiotas" (así lo dice el texto), se han lanzado a explotar la vulnerabilidad con fines tan difusos como abrir lectores de CD a distancia o reproducir archivos de audio de vaya usted a saber dónde. Se trata de "hackers aburridos" que a su vez aburren a los "hackers" auténticos. Eso sí, dicen los chicos de Akamai, aunque el interés por Shellshock se venga abajo, la amenaza va a persistir durante meses sino años, por ejemplo en forma de vector para redes zombie (botnets).

Ya que Shakespeare nos sirve de elemento conductor, qué menos que recordar El Mercader de Venecia: "El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen". Si por algo sentimos amor en el siglo XXI es por probar todo lo que se nos ponga a mano, algo que nos impide ver "divertidas tonterías" como los términos de la licencia y los acuerdos de usuario. Sin ir más lejos: la versión de prueba de Windows 10 permite a Microsoft tomar nota de todo lo que imaginemos (y hasta lo que no imaginamos), acerca de nosotros. ¿Mejora de la experiencia? ¿A cambio de qué y cuánto? El tema es espinoso y lo podemos leer tanto en español como en inglés.

De lo que no cabe duda es de que entre lo que aceptamos sin saber y lo que ni siquiera sabemos que aceptamos (que no es lo mismo), es fácil que cualquiera de nosotros exclamemos cualquier día aquel lamento del Romeo de Shakespeare: "¡Ah, soy el juguete de la fortuna!". Un día entramos en Reddit desde un dispositivo Mac, y antes de que nos queramos dar cuenta nos han comprometido el equipo para formar parte de una botnet. O somos tan aficionados a los juegos en una plataforma, que instalamos una versión de Angry Birds y resulta que está programado por algún tipo, probablemente tan aburrido o idiota como los detectados por Akamai (ver líneas arriba), cuya única misión es borrarnos todo lo que tengamos en el dispositivo. A la antigua usanza, cuando el objetivo era mero código de incordio al usuario. Será que los viejos delincuentes nunca mueren, aunque esta no sea una cita de Shakespeare.

Informarse o no informarse, esa es la cuestión. Está bien si este fin de semana lees a Shakespaere, y también está bien si nos lees a nosotros, aquí y en nuestras redes sociales. Pero sobre todo está bien si evitas que los aburridos, los idiotas o los criminales, se apropien de lo que no es suyo.

Fuente imagen: Wikipedia.

0 comentarios:

Publicar un comentario