sábado, 1 de noviembre de 2014

Entre piratas anda el juego

Ron ron, la botella de ron. Los más fieros piratas de todos los mares estarán revolviéndose en sus tumbas, desde que la Real Academia de la Lengua Española decidió convertir “hacker” en sinónimo de “pirata informático”. Es el tema trending topic del momento en la comunidad española de expertos en seguridad informática, que mayoritariamente lo rechaza. Pero hubo un tiempo, cuando empezaba la revolución informática, en que los hackers consideraban un orgullo ser piratas informáticos.


Esto era así cuando los hackers, adolescentes en su mayoría, tenían como mayor diversión saltarse las protecciones anticopia de videojuegos y programas, a los que se aplicaba el adjetivo de pirateados. Cuando algunos se hicieron mayores y siguieron dedicándose a ello, esta vez distribuyendo películas y música,  llamaron a su principal bajel The Pirate Bay, la mayor base de datos del mundo de cultura pirateada y también la más perseguida por las autoridades. Ayer uno de sus fundadores, Gottfrid Svartholm Warg, alias Anakata, era condenado a 3 años y medio de prisión, pero no por piratear cultura, sino por entrar en los ordenadores de una empresa danesa y robar datos.
Anakata podría considerarse un pirata de élite, frente a los cada vez más piratas, o mejor llamarlos directamente criminales, que pueblan la red. He ahí un ejemplo de lo más habitual: alguien descubrió recientemente un grave fallo de seguridad en un software de creación de blogs llamado Drupal. El agujero permite entrar en el ordenador donde se aloja el blog y usarlo para infectar a los visitantes y otros ataques más sofisticados.  Según informan diversos medios, ya han empezado los ataques automatizados, a cargo de robots programados por criminales, contra los miles de sitios que aún no han reparado el fallo.

Aunque… también hay piratas en el otro lado, como nos recuerda una curiosa noticia del día: dos policías de California se dedicaban a detener a mujeres de buen ver para requisar sus teléfonos móviles y coger las fotos en que aparecían en situaciones sexy, que compartían en foros. ¡De todo hay en la viña del señor! Y es que a veces la realidad es mejor que cualquier película. Por cierto, ya que estamos en fin de semana, el sitio Security Art Work nos propone una lista de novelas y películas relacionadas con la seguridad informática, los hackers y, a vueltas con el tema, los piratas informáticos.

Que disfrutéis esos días de asueto, sea leyendo, viendo películas y, mejor, pirateando lo menos posible.

0 comentarios:

Publicar un comentario