miércoles, 24 de diciembre de 2014

Los tiempos están cambiando

Se entiende por proceso de cambio a la transformación de un estado anterior hasta su estado posterior, que le sucede. Hasta 1990, la ciencia entendía el cambio como una excepción entre dos etapas de estabilidad. Con la evolución social y tecnológica de estas últimas dos décadas, el cambio ha pasado de ser un estado a ser una constante, un permanente de nuestras vidas, al que hay que adaptarse y saber sobrellevar.


Los cambios suceden ahora de forma habitual, sin una definición clara de cuándo empiezan y cuándo terminan. Tan pronto tienes claro un hecho, como te das cuenta que ese hecho pertenece al pasado, no ha evolucionado con el cambio.

Tal es así que vivimos una etapa en la que Apple, una de las compañías (le guste o no el adjetivo) más tradicionales en cuanto a gestión del cambio, se ve obligada a lanzar una actualización automática por primera vez en la historia de su sistema operativo para escritorio, OS X. Una actualización de seguridad que parchea el grave fallo en el protocolo NTP que podría permitir a un atacante controlar en remoto cualquier dispositivo vulnerable. Y una actualización que por primera vez se vuelve obligatoria, pidiendo al sistema que se auto-ejecute tan pronto éste tenga acceso a internet.

Cambios tan drásticos como el que supuso Stuxnet para el paradigma de la seguridad en infraestructuras críticas. Desde entonces (2010), se han buscado sucesores de este malware capaz de ralentizar hasta cincuenta años la carrera nuclear de un país. Y algunos apuntan al ciberataque que sufrió recientemente una metalurgia alemana, bien detallado en el informe anual de la Oficina Federal Alemana para la Seguridad de la Información (BSI). Una campaña que empezó como muchas otras, mediante phishing dirigido a trabajadores, para llegar a controlar sistemas críticos de la metalurgia y alterar (fuera o no intencionadamente) el funcionamiento de los hornos.

Nuevas que llegan a nuestros oídos frente al vaivén masivo de información diaria, como es el caso del documento del gobierno español que presenta algunas enmiendas orientadas a regular las labores del auditor de seguridad como conducta delictiva. Enmiendas seguramente escritas por expertos en legislación, desconocedores de la importancia de este colectivo ya no solo para la seguridad de nuestros datos, sino también para la de la propia nación.

Y terminamos este primer artículo de las Navidades con otro cambio, esta vez el que está a día de hoy ocasionando el hackeo de Sony por parte de un grupo de ciberdelincuentes. Demasiadas incógnitas en el aire ¿Por qué EEUU defiende a ultranza una compañía japonesa? ¿Qué pruebas hay de que el gobierno de Corea del Norte esté en verdad detrás de este ataque? ¿Qué juegos se traen todos los frentes con la dichosa película? Y sobre todo ¿Qué diferencia este ataque a los múltiples que hemos vivido a lo largo de estos últimos años?

Una actualidad en continuo re-descubrimiento, en continua evolución. Y una Noche considera Buena para muchos, como excusa para apartar los males del día a día y reunirse con los nuestros, porque tenemos mucho que celebrar.

¡Felices fiestas, amigos!

0 comentarios:

Publicar un comentario