viernes, 26 de diciembre de 2014

Seguridad, privacidad y ciberguerra: la que se nos viene

Terminamos el 2014 con dos tendencias que parece nos acompañarán el próximo año. Los ataques de denegación de servicio y los asaltos a la privacidad de la ciudadanía con la excusa de la lucha contra el terrorismo. Cuatro artículos, dos para cada tema, sobre algunos de los sucesos recientes.


La réplica al supuesto ataque de Corea del Norte a Sony Pictures no se ha hecho esperar. Un DDoS masivo que tumbó durante cerca de 10 horas la red de internet del país, presuntamente desde EEUU. Aún estamos recopilando información, pero parece claro que hubo víctimas inocentes, como el proveedor español de hosting Dinahosting, cuyas DNS fueron objetivos de la campaña por albergar en sus servidores una página relacionada con el gobierno del país.

Otro DDoS, esta vez por parte del grupo de cibercriminales Lizard Squad, ha estado afectando a la red de Xbox Live y PlayStation Network justo después de Navidades. El sistema de login de cuenta permaneció durante horas colapsado, imposibilitando a los jugadores acceder al servicio.

De DDoS a abusos de privacidad. El primero referente al dictamen del juez William Martini de Nueva Jersey que permitirá a la policía del país crear cuentas falsas en Instagram con el fin de obtener información comprometedora del acusado. Y esta acción se podrá hacer sin orden judicial, por lo que será la propia comisaría la encargada de decidir si debe o no realizarlo.

La presión de la ciudadanía por equilibrar el abuso de privacidad por parte de los cuerpos del orden y las agencias de inteligencia se marcó, no obstante, un nuevo tanto en EEUU. La American Civil Liberties Union ha conseguido que la NSA publique una lista con todos los casos de espionaje a ciudadanos que resultaron fail. Empleados de la agencia investigando a familiares y ex-novi@s, ciudadanos inocentes marcados como espías, fallos supuestamente técnicos e información de personas recopiladas mediante bases de datos a las que accedieron sin autorización. 

Una larga lista de fallos por parte de la agencia que quedan en manos del escrutinio de la ciudadanía, y con la que nos despedimos por hoy, no sin antes desearte Felices Fiestas.

0 comentarios:

Publicar un comentario