sábado, 20 de diciembre de 2014

Silencio, cámaras... ¡¡hackción!!

"El Imperio amenaza como una masacre como la de Alderaan si se filtra lo último de Star Wars". Si eres un férreo seguidor de la saga iniciada por George Lucas sabrás la ironía que encierra este 'tuit' del polémico @KimDotCom (Megaupload, Mega). Si no, busca en Google el término Alderaan y bien pronto lo entenderás.

Nos guste o no el estilo de Kim, el terremoto del #SonyHack ha sacudido todos los cimientos de la industria del entretenimiento. En las últimas horas todo sucede a gran velocidad, pasando del estupor a las amenazas: el FBI afirma que detrás del ataque está Corea del Norte, el presidente Barack Obama anuncia que habrá represalias e incluso pide ayuda a China, y la propia Corea del cada vez más aislado Kim (otro Kim) Jong Un replica que no sabe de qué va "la película".


De lo visible a lo invisible, el campo de lo online se va llenando de posibles minas. Los administradores de la red Tor avisan que en unos días pueden sufrir un penetración de tales proporciones que no es que el tráfico se volverá extremadamente lento o peligroso, sino que directamente puede provocar el desvanecimiento de Tor. Y ya hay quien aventura que detrás de estos avisos pueden estar las propias autoridades norteamericanas, que tomarían "al asalto" la red Tor en busca de indicios para encontrar a los culpables del #SonyHack. Viejos amigos la oficina de investigación y la "red del anonimato", si tenemos en cuenta que el FBI lleva años trabajando con Metasploit, una herramienta de código abierto que permite la investigación y la explotación de vulnerabilidades con fines benignos o malignos, según el caso.

A fin de cuentas, es una "guerra", como la que sin comillas y con sangre libran en el este de Europa las fuerzas prorrusas y las leales a Kiev. Un amplio y documentado reportaje de BBC News Europe nos acerca también este sábado a la realidad de la guerra digital, con un retrato de los variopintos grupos y personajes responsables de las acciones, que tienen en común una cosa: todos se declaran al margen de Gobierno alguno.

Por último, la semana se cierra con la revelación por parte de la propia compañía del alcance que tuvo la brecha de seguridad en Staples, descubierta a mediados del pasado noviembre: 1,2 millones de tarjetas de pago. Hemos tenido tantos sustos este año, que este incluso podría parecer pequeño. Pero evidentemente no lo es.

Ve con cuidado los próximos días. Usa la red. Pero úsala de manera inteligente.

0 comentarios:

Publicar un comentario