jueves, 12 de febrero de 2015

Los forajidos de la red: Fraude, Seguridad y Anonimato

¡Se buscan, vivos o muertos! Tres sujetos, a cual peor encarados. Acostumbran a mascar datos personales de contrabando bajo el abrigo de redes ocultas. Son sigilosos y certeros con el teclado. Y no le tienen miedo a nada.


Hablamos de Fraude, Seguridad y Anonimato, la banda que infunde terror en el mundo digital. El cabecilla y los dos cabeza de turco, poniendo en jaque a la autoridad competente.

Fraude es todo lo que un despiadado bandido querría ser. Líder de los bajos fondos, no duda en atacar a los grandes. A veces, lo hace a la vieja usanza, infectando ordenadores de clientes y activando una alerta cuando el usuario accede a su portal bancario, con una supuesta transferencia errónea que debe devolver. Y vaya si funciona.

Otras, se vale del buen nombre de algún sheriff del condado. Microsoft parece ser uno de los últimos, con una campaña de phishing dirigida a sus clientes corporativos, y utilizando como Caballo de Troya un malware capaz de quedarse en estado latente durante minutos, para “volver neuróticos” a los sistemas antivirus.

Eso cuando no aprovecha miedos ya presentes en la víctima, como podría ser la pérdida inmediata de asistencia sanitaria en caso de que el supuesto deudor no ingrese la cuantía de una deuda al parecer pendiente con la Seguridad Social.

Pero no trabaja solo. Seguridad es el chico revoltoso del grupo. Un bonachón que de bueno que es parece tonto, y a veces peca de ingenuo. 10 millones de contraseñas, con sus respectivas cuentas, ha liberado recientemente para que los buenos puedan investigar patrones habituales entre los usuarios. Y es un arma de doble filo, ya que aunque los pares usuario/contraseña ya están en desuso (y fueron obtenidos de enlaces públicos en Internet) podrían acabar por ocasionarle problemas con los órganos de protección civil.

Quien lo tiene muy bien aprendido es el tercero en discordia: Anonimato. Anonimato ofrece una de cal y una de arena. Tan pronto protege los intereses del usuario como ayuda a Fraude en sus fechorías. La red Tor es una de sus más preciadas adquisiciones, y de vez en cuando nos sorprende con algún viaje al interior de la Deep Web.

Seguridad siempre está al tanto de lo que ocurre a su alrededor, y aunque a veces Fraude le martirice y amenace con sacarlo de la banda, no duda en informar de las posibles brechas de seguridad que tienen los sistemas utilizados tanto por Fraude como por Anonimato. En este caso, en lo respectivo a coches y camiones.

Porque al final por muy malo que sea Fraude, por muy bueno que sea Seguridad y por muy neutral que sea Anonimato, son estos tres sujetos los que mantienen el equilibrio de la red. Parece que uno no puede vivir sin los otros, pese a quien le pese.

Al menos mientras Fraude siga encabezando la comitiva, porque se comenta...

0 comentarios:

Publicar un comentario