viernes, 20 de febrero de 2015

Tan solo quiero vivir mientras siga vivo

El 23 de Mayo de 2000 el público conocía por primera vez “It’s my life”, el primer single de un renovado Bon Jovi, después de cinco años en solitario. “Tan solo quiero vivir mientras siga vivo”, que reza su estribillo, una alegoría de la propia historia del single. Un ejemplo de prevalencia a los cambios que sufría el rock de épocas pasadas, volviendo a recuperar el número uno de muchos países ya no por la añoranza de los que vivieron la época dorada de este género, sino por los jóvenes de aquel entonces.


“It’s my life” es la voz de una sociedad que reclamaba un cambio, una adaptación al nuevo entorno, más tecnológico y conectado que nunca. La ciberseguridad, internet, y la seguridad informática empezaban a tomar el valor que en nuestros días ostentan, y que desde Ponemon analizan al detalle. El costo promedio de los cibercrímenes aumentó un 96% respecto al primero de estos estudios, realizado hace tan solo cinco años. El mundo cambia a un ritmo alarmante. Es hora de vivirlo.

En el videoclip no vemos ningún smartphone. Todavía ni existían. Poco más de una década después, son pilar para comprender el ecosistema tecnológico de nuestros días. Una colaboración entre INCIBE e Hispasec se ha saldado con la realización de un informe de situación del malware para dispositivos Android, líder absoluto del mercado, y por ende, uno de los sistemas más atacados de la actualidad.

Las webs de entonces, a pesar de lo que se mostraba en el vídeo, eran casi incapaces de mostrar con relativa calidad contenido audiovisual. A día de hoy, la web ha avanzado muchísimo, gestionando a la vez múltiples servicios de terceros, que son cargados en paralelo para mejorar la usabilidad y prestaciones de la misma. Y también son vectores de ataque aprovechados por la industria del crimen. La web de Jaime Oliver uno de los chefs ingleses más conocidos, era víctima de un ataque que redirige mediante iframe a sus visitantes a otra web, donde se intentaba realizar la instalación de un malware. Un problema considerando que su audiencia ronda los 10 millones de usuarios.

“Es mi vida. Es un ahora o nunca. Porque no voy a vivir para siempre”. Quien algo quiere algo le cuesta. Y si lo que quieres es dedicarte a la seguridad informática, más vale que estés al día de las tendencias del sector. Python como lenguaje, análisis forense, reputación online y respuesta ante incidentes como sectores en alza, y titulaciones en seguridad ofensiva y formación especializada si lo que buscas es comenzar.

Seguimos con el ojo puesto en los asaltos de privacidad por parte de las agencias de inteligencia. En el año 2000 teníamos la sospecha, ahora existen datos que así lo atestiguan. La NSA vuelve a ser noticia por una supuesta colaboración con el GCHQ británico que les permitiría a las dos agencias espiar las comunicaciones de cualquier terminal móvil gracias al conocimiento de los códigos de cifrado de las tarjetas SIM del principal fabricante mundial. Si en verdad son capaces de realizar este tipo de ataques, no necesitarían ni tan siquiera pedir permiso a las operadoras para acceder al histórico de cada cuenta, y podrían realizar escuchas sistemáticas sin “pinchar la línea”.

La rebeldía de Bon Jovi llegó en el momento justo, reviviendo éxitos vividos en los años ochenta, y dejando claro que “los viejos rockeros nunca mueren”. En nuestros días, la red TOR, pilar de las comunicaciones anónimas de esta última década, parece estar pasando un mal momento. Tanto que empiezan a surgir alternativas menos conocidas como la red I2P, que no es que sea nueva precisamente, pero que ha visto aumentada su popularidad al basarse en un sistema a priori más anónimo... y menos sustentable.

A ritmo de “It’s my life” nos despedimos. Pero mañana, a pesar de que sea sábado, volveremos con más de lo qué hablar. “No te dobles, no pares, no te eches atrás.”

“¡Es (tú) vida!”



0 comentarios:

Publicar un comentario