martes, 3 de febrero de 2015

Usuarios y empresas: dos maneras de entender la ciberseguridad

En el ciberespacio se dan cita varios elementos, abocados a vivir en armonía. Por un lado, las empresas, que ofrecen sus productos y servicios a los usuarios, pilar clave del éxito de internet. Empresas y usuarios navegando por los mismos derroteros, afianzando sus posiciones, en una eterna disputa (normalmente pacífica) sobre el ya de por sí complejo equilibrio digital.


Al usuario lo que más le preocupa es la privacidad, y a las compañías, la seguridad. Y precisamente son estas las cartas en juego. Unas veces se pierde de una para recuperar de otra, otras justo lo contrario. Así pues, parece interesante dedicarle una píldora informativa a estos dos principios, ¿verdad? Comencemos.


Y lo hacemos con dos entrevistas, a cual más interesante. La primera, en referencia a los intereses del usuario, está firmada por una referencia ineludible de la literatura hacker en español, además de colaboradora en el blog de CIGTR (cigtr.info), Mercè Molist. En ella habla con Manuel Medina, presidente del Anti Phishing Working Group Europe, quien traza un recorrido por todo lo que significa para el usuario la privacidad, y el porqué de este aparente maltrato al término.

¿La segunda? De TripWire a Thom Langford, CISO del Estado de Texas, en clara alusión al papel del Chief Information Security Office (o ejecutivo de seguridad de la información) dentro de una organización.

Volvemos a la privacidad, y lo hacemos con una mala noticia. Los cibercriminales detrás del ataque a Target y Home Depot de hace unos meses vuelven a las andadas. ¿El objetivo? El servicio de reserva de parkings Book2Park.com, que ha descubierto recientemente la intrusión, con el riesgo de publicación de datos de tarjetas de crédito de sus clientes aún en el aire.

Y si esto le debería preocupar a los usuarios, la siguiente hace temblar a cualquier “executive” que se precie. Los ataques de denegación de servicio (DDoS) han aumentado un 90% en este último trimestre respecto al anterior, según informa Akamai Technologies. Un aviso a navegantes ¡La que se nos viene encima!

Google vuelve a estar en el punto de mira de los organismos regulatorios europeos. Reino Unido podría obligar a la compañía a cambiar su política de privacidad, debido a que la actual, única para todos sus servicios, deja vacíos legales que podrían ser explotados en detrimento de los usuarios.

Más información, a fin de cuentas, que permita a terceros conocer qué se hace con la información de la que disponen. Porque mientras Google cierra sus fronteras a miradas indiscretas, el Departamento de Defensa de los EEUU las abre, liberando el código de una de sus herramientas de ciberdefensa. Un ejemplo de transparencia que previsiblemente permitirá a la comunidad auditar el servicio y evolucionarlo a un ritmo mucho más rápido que si se quedase en casa.

La cuestión es que todos aportemos nuestro granito de arena, para hacer de este entorno (el digital), un lugar más apacible, y sobre todo, más seguro.

0 comentarios:

Publicar un comentario