miércoles, 18 de marzo de 2015

Los malos son cada vez más malos, y los buenos... ¿también?

Nos hemos despertado esta mañana con algunas historias para no dormir que nos hacen sospechar si quienes deberían protegernos en Internet están por la labor. Más bien parece que algunos tienen la casa por barrer, mientras la delincuencia actúa impune, especialmente en sus ghettos. De eso va nuestra primera historia de hoy, de un ghetto llamado Dark Web donde por enésima vez un ladrón ha robado a otros ladrones y todo hace suponer que tendrá cien años de perdón.

Detalle de la animación de @HackingMom, copyright de Dibu2pia
El ladrón responde a los alias Kimble y Verto, administradores del bazar en la web oscura Evolution Market, donde delincuentes vendían todo tipo de material de contrabando, desde drogas hasta contraseñas robadas. En las últimas 24 horas, Kimble y Verto han cerrado el mercado y desaparecido con el dinero que debían a los mercaderes, que podría superar los 12 millones de dólares en bitcoins. Nadie tiene esperanza de recuperarlos, al menos no siguiendo los cauces habituales de denunciarlo a la policía.


Y no es que la policía haga mal su trabajo. A quienes sí se les podría discutir profesionalmente es a algunos cargos de la administración, como está sucediendo nada más ni nada menos que en el todopoderoso Estados Unidos. El pasado viernes los empleados del Departamento de Estado estuvieron sin correo electrónico todo un día como consecuencia de un ciberataque. 120 días antes habían sufrido otro. Ya hay voces que discuten la labor del secretario del departamento, que en su día decidió no monitorizar la red ni corregir vulnerabilidades de forma diaria.

Otros que también están en el bando de los buenos pero que no ganan para sustos son la compañía Microsoft. Se ha detectado la emisión de un nuevo certificado fraudulento, correspondiente al servicio Live de Microsoft para Finlandia. Con este certificado los atacantes pueden haber introducido código malicioso en ordenadores que, al ver que estaba certificado, le habrían dado paso franco sin quejarse. Microsoft ya lo ha revocado.

Y acabamos con una pequeña joya para la vista, aunque el contenido sea para llorar: una preciosa animación sobre los riesgos en Internet para los menores. Su autora es la genial Blanca Tulleuda, alias @HackingMom. No dejéis de verlo ni de mandarlo a vuestros amigos y amigas con hijos. Es muy importante extender la concienciación sobre este tema porque hay casos de auténtico miedo.


0 comentarios:

Publicar un comentario