viernes, 10 de abril de 2015

Hackeando pulseras de actividad física

La Internet de las Cosas sigue imbatible, dando noticias día tras día sobre su pobre seguridad informática. Esta vez les toca el turno a los brazaletes de "fitness", algo que parece tan inocente pero puede hacer que nuestros datos médicos acaben en malas manos. Hablamos hoy también del grave error que posiblemente provocó el hackeo de la cadena francesa TV5Monde, más una alerta de troyano bancario y un interesante texto sobre lenguajes de programación y filosofía empresarial que nos viene directo de la prestigiosa "MIT Technology Review".

Las pulseras inteligentes están cada vez más por todas partes, en parques, gimnasios y otros espacios para el deporte. Cuentan calorías, captan datos sobre el estado físico de su dueña o dueño e interactúan con su teléfono móvil. La compañia Kaspersky ha detectado que esta interactuación no es para nada segura y permite que terceros se puedan conectar a la pulsera, mandar órdenes y robar datos. Esperemos que nuestros lectores deportistas se den por avisados.


Pero la noticia del día no es esa sino algo que está provocando las chanzas, cuando no el desespero, de los expertos en seguridad informática: ayer informábamos sobre el asalto de Estado Islámico a la web y redes sociales de la cadena internacional TV5Monde. Hoy sabemos que durante una entrevista televisiva se mostró en antena un papel donde aparecían contraseñas de sistemas informáticos de la cadena. Grave error que además no es la primera vez que sucede en los medios.

Mientras, en el mundo real, sufrimos el ataque de un troyano bancario que afecta a diversos bancos de Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Australia y Rumanía. El virus llega por correo electrónico, disfrazado como si de un archivo PDF se tratase o conminando a la víctima a visitar una web donde será automáticamente infectada. Se llama Dyre, fue detectado por primera vez en 2014 y es muy similar al infame Zeus.

Acabamos con una delicia de disquisición que recomendamos guardar para leer con tranquilidad el fin de semana. Podría titularse: Dime qué lenguaje de programación usas y te diré qué tipo de empresa eres. Con ejemplos como Facebook, Wikipedia o Google, que permiten entender mejor el interesante concepto.

Esperamos que nuestras recomendaciones hayan sido del agrado de nuestras lectoras y lectores, a quienes deseamos buen fin de semana.

0 comentarios:

Publicar un comentario