jueves, 9 de abril de 2015

Multa histórica por una mala gestión de los datos

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) del gobierno nortemericano ha llegado a un acuerdo con la empresa AT&T que la obliga a pagar 25 millones de dólares, la multa más alta que ha impuesto jamás este organismo por temas de privacidad y seguridad de datos. Hablaremos de ello y también del recrudecimiento de la "ciberyihad" y cómo persigue la policía al terrorismo en Internet.


La FCC considera demostrado que empleados de los "call centers" de AT&T de México, Colombia y Filipinas comerciaron con datos de casi 300.000 clientes. Concretamente, los empleados vendieron a terceras partes que traficaban con teléfonos robados información personal que podía usarse para desbloquear teléfonos móviles de AT&T.


Mientras, en Internet, la guerra de propaganda que libra Estado Islámico se ha recrudecido en las últimas horas, con diversos ataques a sitios occidentales que usan WordPress vulnerables, una web del gobierno inglés y, lo más grave, el asalto ayer miércoles a una televisión francesa internacional, TV5Monde, que estuvo tres horas sin emitir y cuya web y página en Facebook fueron también secuestradas.

En el otro lado del espejo, se recrudece la lucha contra la "ciberyihad" y vemos movimientos como el del gobierno español, que trabaja en la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para introducir la figura del agente encubierto en Internet y otras novedades. Entre ellas una que se esperaba y ayer el Gobierno confirmó: la policía podrá instalar "troyanos" en los ordenadores de los presuntos delincuentes para seguir sus pasos, como quien "pincha" su teléfono.

Hablando de policía, una curiosa iniciativa del gobierno de India permitirá a sus agentes ser ayudados por un ejército de drones armados con gas pimienta. Hasta ahora, se habían usado estos pequeños aviones para labores de monitorización en manifestaciones, sin llevar a cabo acciones agresivas. Sudáfrica es otro país cuya policía tiene drones y los ha usado, que se sepa, para controlar una protesta de mineros.

Nuestro mundo se parece cada vez más a las películas ciberpunk. Esperemos que sea para bien

0 comentarios:

Publicar un comentario