miércoles, 24 de junio de 2015

"Hemos pasado de delincuentes románticos a organizaciones con ánimo de lucro y con fuertes intereses"

Enrique Cabello. Director del Dpto. de Informática y Estadística de la URJC. Ponente en el curso de verano Innovación en ciberseguridad aplicada a la protección de la identidad digital. 




Enrique Cabello es profesor de la URJC desde 1998, coordinador del grupo de Investigación FRAV (Face Recognition and Artificial Vision). Fue Investigador Principal en el proyecto europeo Visor Base (V Programa Marco UE) y en otros proyectos financiados tanto por el Ministerio como con fondos privados. Miembro de los comités de estandarización ISO SC37 y CEN TC 224 WG18, y además editor de la "Borders and Law Enforcement Application Profiles for mobile biometric identification systems", ha sacado un poco de tiempo en su dilatada agenda diaria para respondernos a las siguientes preguntas:

¿Por qué te metiste en esto?

Cuando empecé en el mundo de la investigación, los sistemas de verificación facial estaban surgiendo. Era un proyecto innovador y muy motivador. Empecé a trabajar en este campo y poco a poco fui ampliando el objetivo de la investigación. Empezando en reconocimiento facial a reconocimiento de patrones, sistemas bioinspirados, sistemas de ayuda a la decisión, etc.

¿Qué te motiva a seguir?

En el grupo de investigación estamos muy involucrados en proyectos (financiados por la unión europea o por el gobierno), por lo tanto, mantenernos en temas punteros es una necesidad. El hecho de estar acompañado de empresas y centros de investigación punteros en Europa genera un entorno de trabajo compartido y de sana competencia que es muy interesante.

Además de la investigación, como profesor intento aprovechar estas experiencias para trasladarlas a la clase. Creo que los alumnos se benefician de que los profesores están en proyectos muy cercanos al mundo de cooperación internacional que se van a encontrar cuando finalicen sus estudios.

El hecho de estar en un grupo de investigación multinacional es un estímulo a seguir trabajando. Al final, el entorno cercano, los que te rodean más de cerca te ayudan y te animan a seguir. Investigar sólo,encerrado en un laboratorio, es casi imposible hoy día. Es una labor colectiva de un grupo. El grupo de investigación es el entorno en el cual desarrollas el día a día y, la verdad, trabajar con el grupo de investigadores que forman el grupo de investigación es un autentico privilegio.

¿Qué te preocupa del actual mundo de la ciberseguridad?

Lo rápido que evoluciona todo. Hemos pasado de un "ciberdelicuente" un poco romántico (como en la película "juegos de guerra") a organizaciones con ánimo de lucro y con fuertes intereses (económico, político, etc). Creo hace mucho tiempo que la percepción de un ciberdelicuente como un pirata romántico ha dejado de ser cierta. Cada vez más son redes especializadas y con fines de lucro económico.

¿Alguna frase que sea una máxima en tu día a día?

La verdad es que creo que no tengo una frase clave. Me encanta leer y suelo intentar sacar algo de los libros que leo (novelas, historia, divulgación, economía, etc). Más que una frase, tengo un repertorio completo de situaciones del cual selecciono en cada caso lo que considero que me puede ayudar.

Con movimientos como el del nuevo iPhone y varios modelos top gama de smartphones Android, parece que los factores de autenticación biométricos empiezan a triunfar en el mercado de consumo masivo. ¿Qué ventajas y qué inconvenientes tienen si los comparásemos con los factores de autenticación basados en el conocimiento?

Con el aumento de la potencia y la disponibilidad de los smartphones, cada vez más van a tener una importancia decisiva en nuestras vidas. Cada vez más son sistemas que vamos a utilizar para pagar, acreditarnos para un evento, llevar nuestra información personal, etc etc etc. Al final, un sistema tipo Smartphone o tablet va  sustituir a nuestro ordenador tradicional y va a ser el sistema de comunicación con otros sistemas.

El inconveniente es que todavía vemos el smartphone como un teléfono al cual le hemos añadido nuevas características. Pero hoy en día es un sistema que en muchos casos está sustituyendo a un ordenador tradicional.

De todo el abanico de tecnologías biométricas, estás especializado en el reconocimiento facial y visual. ¿A qué ámbito crees que está destinado este tipo de tecnologías y qué problemáticas se encuentran habitualmente para implementar este tipo de herramientas en dispositivos más o menos genéricos (smartphones, portátiles, etc.).

En general, los dispositivos móviles tiene una complicación muy grande para su uso en biometría facial. El entorno no está controlado: un día el sujeto se saca una foto a pleno sol en una calle y otro está en el interior de su casa. Además, una imagen puede sacarse con un ángulo y otra con una perspectiva completamente diferente. La verdad, los dispositivos móviles para biometría facial son un reto muy complejo. Hay determinadas situaciones en las que es posible reducir esa complejidad, por ejemplo, por que el sujeto quiera ser reconocido.

Para ello el sujeto ha de percibir que obtiene una ventaja. Es lo que está sucediendo en los sistemas de verificación facial utilizados en aeropuertos, los sujetos que pasan por los sistemas automáticos suelen ir más rápidos que en los sistemas manuales. El usuario percibe una ventaja evidente y aprovecha esos sistemas. En nuestro caso, estamos trabajando en estos sistemas.

¿Hacia dónde nos dirigimos respecto a la autenticación digital?

Ahora mismo hay un gran interés en lo que se denomina: Antispoofing o person attack detection. Es decir, en detectar que los datos bioemétricos provienen de verdad de un sujeto.

Por ejemplo y en el caso de verificación facial, descubrir si el sujeto lleva una careta que hace que se parezca a otro sujeto. O que intenta falsificar las huellas dactilares.

Otro tema de gran interés es el de privacidad desde el diseño. Es decir, introducir la privacidad y la protección de datos desde el diseño dela aplicación biométrica.

Ambos temas definen la charla que impartiré.

0 comentarios:

Publicar un comentario