viernes, 12 de junio de 2015

Tú eres tu mejor antivirus

Posiblemente un día será un robot. Pero por el momento quien está delante del ordenador es mayoritariamente un ser humano, con su consciente y su inconsciente, sus traumas y virtudes, todo un mundo interior que afecta enormemente a la seguridad informática. De eso trató un congreso que reseñaremos. Hoy nos hemos levantado por el lado didáctico, así que explicaremos como securizar nuestro correo, qué puede pasar si dejamos el disco duro abierto y cómo actuar ante un ciberataque.


Esta semana se ha celebrado en Washington un interesante taller, "Seguridad y comportamiento humano", con selectos invitados del sector de la ciberseguridad que han compartido charlas con psicólogos, antropólogos y demás. Juntos han debatido sobre el diseño de los sistemas de ciberseguridad desde un punto de vista de psicología y percepción, de los problemas relacionados con vivir en entornos donde el riesgo siempre está ahí y, por supuesto, de los ataques que usan ingeniería social. Vale la pena echar un vistazo a los resúmenes.


Y es que seguimos sin tener una clara percepción de los peligros a los que nos exponemos con una laxa seguridad, tanto de nuestra actitud como de nuestros sistemas informáticos. Este artículo da un toque de alerta: routers y discos duros con el acceso remoto abierto son indexados por los buscadores y cualquiera puede ver su contenido, desde currículums y facturas hasta movimientos de cuentas bancarias o webcams. ¡Cuidado con esto!

Otro aspecto en el que deberíamos tener el ojo atento son nuestras cuentas de correo. Aunque lo que digamos no sea del interés de la NSA, sí puede serlo para detectives contratados por nuestro ex-marido, acosadores, ladrones, chantajistas o empleados descontentos. Entre otras normas básicas, como tener buenas contraseñas y cambiarlas a menudo, deberíamos comprobar que no tenemos activadas apps o redirecciones fraudulentas en nuestras cuentas.

Acabamos con otra tanda de consejos, esta vez dirigidos a empresas que sufran ataques informáticos. ¿Qué hacer en aquellos momentos, cuando el pánico y la paranoia inundan las mentes de la directiva? Dejar espacio a la calma y seguir los pasos que marque la política de seguridad de la empresa. ¿Que no tenemos política de seguridad? Pues como mínimo guardar una fotocopia de este artículo. ¿Una vulgar y caduca fotocopia? Sí.

Y es que cuando un virus puede cifrar todos tus archivos y un atacante robarlos o manipularlos, incluso destruir los sistemas, mejor que quede algo guardado en un cajón que nos diga cómo seguir. Que tengais un buen fin de semana, queridas lectoras y lectores.


0 comentarios:

Publicar un comentario