martes, 4 de agosto de 2015

Investigadores crean un peligroso gusano que ataca a los Macs

Es conocido que la gran mayoría de virus atacan al sistema operativo Windows, estando los dispositivos Apple y Linux relativamente fuera de peligro. Pero esta afirmación es cada vez más inexacta y acaban de demolerla dos investigadores que han creado un gusano que ataca a los Macs, prácticamente indetectable e indestructible. Hablaremos hoy también de cómo crear un "skimmer" de tarjetas en menos de 10 minutos, del abrupto fin del viaje de un robot autoestopista y de un periodista denostado por paranoico hasta que los documentos de Snowden han dado la razón.

hitchBOT
Mañana, en el congreso Black Hat que se celebra en Las Vegas, dos investigadores explicarán con pelos y señales cómo han creado a Thunderstrike 2, un gusano que aprovecha agujeros en el firmware de los Macs. Cuando un dispositivo periférico se conecta al Mac infectado, su firmware es infectado también, listo para infectar otros Macs que se conecten a él, sin intervención humana. Al instalarse en el firmware es muy difícil detectarlo y también destruirlo porque las actualizaciones o formateos del sistema operativo no llegan al firmware. Esperemos, por la salud de los "maqueros", que Thunderstrike 2 no salga de su jaula.



Skimmers caseros

Otro conferencia en Black Hat, que se presenta hoy: demuestran cómo convertir un sencillo lector de tarjetas en un "skimmer" para clonarlas. En Estados Unidos se han hecho muy populares unas lectores llamados Square Reader que se conectan al teléfono y lo convierten en un punto de venta, para pequeñas tiendas por ejemplo. En menos de diez minutos, con un destornillador y algo de pegamento, pueden convertir un inocente lector en un dispositivo clonador de tarjetas.


El robot atropellado

Y dejamos la Black Hat para contar la historia de un robot que nos ha llegado al corazón: dos canadienses crearon a hitchBOT, el robot autoestopista. Los conductores que lo encontraban podían recogerlo y llevarlo a alguno de los lugares que llevaba apuntado en una lista. Así ha recorrido 10.000 kilómetros a lo largo de Canadá y algunos más en Alemania y Países Bajos. Pero ha sido entrar en Estados Unidos y topar con unos vándalos que lo decapitaron, arrancaron sus brazos y enviaron la fotografía a sus creadores. Game over.


ECHELON existía

Acabamos con un documento pensado para ser leído con calma. Es un artículo escrito por Duncan Campbell, el periodista que en 1988 publicó un artículo donde explicaba la existencia de ECHELON, una red de espionaje vía satélite de las comunicaciones telefónicas y por Internet, orquestado por Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Reino Unido. Durante muchos años las autoridades lo tacharon de conspiración hasta que los documentos de Snowden han mostrado que ECHELON era real.

Estamos siendo monitorizados desde mucho antes de lo que pensábamos. Lo saben muy bien importantes empresas que perdieron contratos o a sus altos ejecutivos porque ECHELON las espiaba a cuenta de las corporaciones de sus dueños. Nada nuevo bajo el sol de este verano.


0 comentarios:

Publicar un comentario