lunes, 17 de agosto de 2015

NSA y telefonía móvil: Snowden da otro golpe de efecto

Este fin de semana "The New York Times" ha desvelado una nueva remesa de documentos de Snowden donde se demuestra la estrecha colaboración entre la National Security Agency norteamericana y la principal compañía de telecomunicaciones de aquel país, AT&T. Lo comentaremos, así como dos investigaciones que han desvelado, por una parte, un fallo de Bittorrent que permite usarlo para ataques DDoS y, por otra parte, que es posible instalar "ransomware" a dispositivos de la Internet de las Cosas. Por último hablaremos de empresa Kaspersky, acusada de sabotear a sus rivales.


Según "The New York Times", AT&T estaría espiando para la NSA las comunicaciones de los norteamericanos desde los años 80. En 2011, AT&T habría empezado a servir a la agencia 1,1 mil millones de registros de llamadas de teléfono móvil de sus clientes por día. El dato ha llamado especialmente la atención por el hecho de que la NSA aseguró públicamente que sólo espiaba telefonía fija. Otra sorpresa ha sido para las Naciones Unidas, cliente de AT&T: todas las comunicaciones de su cuartel general fueron espiadas en 2012.



Fallo en BitTorrent

Dejamos el mundo del ciberespionaje para comentar cosas más mundanas, pero no por ello menos peligrosas: un investigador británico ha descubierto un agujero presente en en la mayoría de clientes de BitTorrent que permite usarlos para llevar a cabo ataques de Denegación Distribuída de Servicio. Ataques muy fáciles de orquestar por parte de una sola persona y capaces de tirar abajo sitios de grandes dimensiones.

Un virus en el reloj

Otro interesante agujero se refiere a la Internet de las Cosas y ha sido descubierto por investigadores de Symantec: han demostrado que es posible instalar "ransomware" en un dispositivo que funcione con Android Wear, por ejemplo un Smartwatch Moto 360, que fue el objetivo escogido por los investigadores. El virus saltó de un teléfono Android al reloj inteligente vía Bluetooth.

Oh, Kaspersky

Acabamos con un incidente que se conoció el viernes por la tarde pero nos ha parecido importante como para ser reseñado este lunes: dos supuestos ex-trabajadores de la empresa antivirus Kaspersky Labs aseguraron a la agencia Reuters que Kaspersky saboteaba a sus rivales diseminando falsos positivos en sitios francos de la comunidad, como Virus Total. Kasperky lo ha negado fehacientemente y buena parte de la comunidad se ha puesto de su lado. Ciertamente, alguien estuvo intoxicando con falsos positivos, pero según los investigadores de este hecho, Kaspersky no estaba entre los sospechosos.

Y así empezamos el lunes. Esperamos que sea el inicio de una excelente semana para nuestras lectoras y lectores.

0 comentarios:

Publicar un comentario