lunes, 31 de agosto de 2015

Que no te den gato por liebre

Los engaños, y las triquiñuelas, están a la orden del día, más si cabe después de la vuelta a la rutina. Tan pronto eres víctima de una campaña publicitaria que nunca termina (y que para colmo a ojos de la administración es legal), como eres víctima de spam en Facebook. O descubres las vulnerabilidades que tiene tu sistema en el propio núcleo. O quedas fuera del mercado (con el peligro que ello conlleva) por ser dueño de un dispositivo de hace unos años. Todo esto en la píldora informativa del lunes. ¿Estás preparado?

Encuestas interminables (y legítimas) Abres el correo como acostumbrabas a hacer todas las mañanas desde la oficina, y lo que te encuentras es una promoción de Samsung. Hasta aquí, todo normal. “Podrías ganar 500 euros” con tan solo ofrecer tu número de teléfono y tus datos. Y si eso también rellenar algún que otro cuestionario de alguna de las empresas asociadas. Y si eso también alguno más de otras… Para cuando te quieres dar cuenta, llevas veinte minutos rellenando campos, y no parece que esto vaya a terminar pronto. Además, estás ante un tipo de campaña que es totalmente legítima, ya que en ningún momento te han asegurado que vayas a llevarte el premio…

El spam masivo de Facebook 

Sales escaldado de la campaña de Samsung y entras en Facebook. Y descubres, como quien no quiere la cosa, que has servido de gancho para el envío masivo de spam a tu lista de contactos. Formas parte de una de las 500.000 cuentas que Spamford Wallace usaba para enviar correos basura aprovechándose de los emails propios de la red social. Algo por lo que están en pleno juicio, y por lo que estuvieron ya hace unos años, como relata al dedillo Gary Warner en su blog.

El demonio linuxero de la controversia 

No has empezado con buen pie el día. De eso no cabe duda, pero al menos tienes tu fiel Linux a mano. O espera... ¿Para qué sirve ese proceso que es el primero en lanzarse al encender el terminal, y el último en apagarse? ¿Y por qué lleva 20 años generando discusiones entre la comunidad linuxera?

Al menos siempre nos quedará la manzana… 

Peleas de geeks en foros que te calientan demasiado el cerebro. Te levantas del despacho y sales a la calle a tomar un café. Y por el camino sacas tu iPod, desconocedor que quizás tu modelo se haya quedado obsoleto para la compañía. Le va a pasar lo mismo a algunos modelos del Apple TV y del Mac Mini. Y eso significa que adiós actualizaciones, y adiós parches de seguridad. Porque el mundo tecnológico se mueve a una velocidad endiablada, y quizás ese dispositivo que compraste hace un par de años ya se haya vuelto de facto una puerta abierta a ciberdelincuentes.

Te han dado gato por liebre. ¡Y tan solo es el primer día después de las vacaciones!

0 comentarios:

Publicar un comentario