jueves, 24 de septiembre de 2015

No me importan que me espíen. Total, no soy nadie importante...


¿A que no es la primera vez que oyes esta sentencia? Quizás por parte de algún familiar, justo después de leer o ver una noticia sobre fugas de información en la red.

Forma parte de ese nutrido grupo de mitos sobre el mundo digital. Mitos que vienen acompañados con abusos descarados que se aprovechan de hecho de este menosprecio del valor informativo de nuestros datos.

Desde instalar spyware por defecto en dispositivos que son vendidos por todo el mundo, pasando por aprovecharse de los gustos y preferencias de los incautos usuarios, hasta excusarse en la falta de interés que arrojan nuestros datos. Pero te voy a contar un secreto: “Nuestra huella digital vale mucho, mucho más de lo que piensas”. Y para muestra, la píldora informativa del día de hoy:

Lenovo vuelve a ser pillada “robando” datos de sus clientes

Ni una ni dos veces. Esta es la tercera vez que alguien alerta de que algunos de los dispositivos de la marca vienen con spyware de serie. Michael Horowitz es el investigador que, analizando el comportamiento de los dispositivos con la instalación base, se dio cuenta de un proceso cuya descripción reza:
Esta tarea envía datos de uso de clientes a Lenovo.
La compañía se ha pronunciado al asegurar que ninguno de sus dispositivos viene ya con aquel despropósito de malware llamado en la industria Superfish, pero las dudas vuelven a estar en el aire.

El gancho perfecto: los minions

O al menos debe ser lo que han pensado en alguna banda de cibercriminales, al lanzar una campaña de phishing que intenta convencer al usuario de que instale los nuevos emoticonos de la popular franquicia Minions. Claro está, de paso el susodicho se suscribe a un servicio de SMS premium, así que esos nuevos emojis le van a salir muy, muy caros :).

Buenas prácticas en internet

Son dos ejemplos más de la oleada de abusos a los que a diario tenemos que enfrentarnos en la red. La empresa de seguridad Kaspersky ha recopilado en uno de sus últimos estudios varios mitos y realidades que azotan el imaginario de los usuarios, e intentan sentar la base para arrojar más luz sobre el funcionamiento real de ese cibercrimen de datos que vulnera nuestros dispositivos, nuestras cuentas, y en definitiva, nuestra privacidad.

Con algunos clásicos, como el uso de contraseñas débiles o el mantener el sistema operativo y sus elementos no actualizados, y otras altamente recomendables, como permanecer siempre alerta (que no sientas riesgo en una acción no significa que en efecto no acabe siendo perjudicial para tus intereses) y abusar todo lo que puedas del sentido crítico, que es nuestra mejor herramienta de protección.

Me da igual, no soy nadie importante

De entre todas ellas, esta es la más clásica. ¿Para qué querría una empresa mis datos, si no soy más que un usuario cualquiera, intrascendente? Marta Peirano, en TEDxMadrid, nos sorprende con una charla la mar de interesante (y divertida), que desmonta esta idea. En serio, apenas dura 10 minutos, y seguramente serán los 10 minutos mejor invertidos del día.

¡Que la disfrutes!

0 comentarios:

Publicar un comentario