viernes, 11 de diciembre de 2015

Uno de cada tres ordenadores corporativos ha sido atacado en 2015

El 58% de los ordenadores de empresas han sido infectados con virus durante 2015, en parte debido a que en el 41% de ocasiones el malware consiguió zafarse del antivirus. Esta es sólo una de las aterradoras cifras que muestra el estudio anual de Kaspersky Lab sobre seguridad corporativa. Hablaremos de él y también de la infección de un texto de "The Guardian", de miles de inmovilizadores de coches inseguros y del poco interés de Phone House Holanda en la seguridad de sus clientes.




Los ordenadores corporativos son tres veces más susceptibles de sufrir un ataque que los ordenadores domésticos, asegura el informe anual de Kaspersky. Uno de cada tres ordenadores corporativos ha sufrido un ataque web en 2015, en un mundo donde los navegadores y la web son ya la principal entrada de malware y donde el ransomware sube como la espuma. Vale la pena leerlo.

El colmo 

Lo que sube también es el descaro de los atacantes quienes, en el colmo del colmo de la inseguridad, han infectado un artículo aparecido en el periódico "The Guardian", titulado: ¿Está el cibercrimen fuera de control?". La infección se ha hecho con el exploit kit del año: Angler, que aprovecha los últimos agujeros en Flash, Java y navegadores para colarse en los ordenadores de los visitantes desactualizados y "endiñarles" un ransomware. ¡Mamá, miedo!

Inmovilizadores

Así las cosas ya prácticamente ni nos sorprende el último descubrimiento de un investigador neozelandés: cientos de miles de dispositivos inmovilizadores de vehículos son vulnerables a diversos ataques remotos, desde la monitorización de lo que se hace con el vehículo hasta poder interrumpir el flujo de gasolina al motor.

Phone House

Y si no dejamos a nuestras lectoras y lectores temblando con esta historia, probamos con otra que dice así: "El vendedor empezó a renovar mi suscripción y necesitó entrar en el portal de Vodafone. Como no recordaba la contraseña, abrió ante mi un archivo Excel donde había "todas" las contraseñas para modificar datos de clientes de KPN, Vodafone, Telfort, T-Mobile, UPC, Tele-2.. El excel estaba alojado en Google Docs y todas las credenciales de su cuenta en Google estaban ante mi".

Esperemos que con la lectura de este texto lo pasen bien este fin de semana, hasta el domingo cuando publicaremos nuestra entrevista semanal, esta vez a Pablo F. Iglesias, una "rara avis" en el mundo de la seguridad hispana.


0 comentarios:

Publicar un comentario