martes, 29 de marzo de 2016

Apple le gana el pulso al FBI

Es la noticia indiscutible del día: el Departamento de Justicia del gobierno de Estados Unidos ha anunciado que retirará las acciones legales contra Apple, después de que el FBI haya conseguido desbloquear el iPhone de un terrorista, tarea para la que exigía la ayuda de Apple. Hablaremos hoy también de una alerta sobre la app Truecaller, una nueva estafa que usa datos de tráfico y un paso más en la temible evolución del ransomware.



El de Apple y el FBI ha sido un duro pulso que ha mostrado a las clara el enfrentamiento entre la industria tecnológica y el gobierno de Estados Unidos. El gobierno asegura que la solución descubierta sólo se aplica al iPhone del terrorista en cuestión, algo que muchos ponen en duda. De los ríos de tinta electrónica que está generando esta noticia, hemos escogido un artículo de opinión de Oren Falkowitz, ex empleado de la NSA, que le pone un más que interesante contexto.

Actualicen Truecaller

No dejamos los teléfonos móviles porque nuestra segunda noticia del día va sobre una app telefónica, Truecaller, que habría sido descargada cien millones de veces. Una firma de seguridad ha descubierto que tiene un importante fallo que afecta a la privacidad de sus usuarios: cualquiera que tenga el IMEI del dispositivo puede acceder a toda su información personal. Es imprescindible actualizar la app para solucionarlo.

Multa falsa

Dejamos ahora la telefonía para avisar de una nueva estafa detectada en Estados Unidos: mandan un mensaje de correo electrónico que parece proceder de la policía y ser una multa de tráfico, que hay que pagar online en la web que se indica. La multa es falsa, pero incluye información correcta sobre el tipo de vehículo, matrícula, velocidad, lugar y hora de la infracción, por lo que se sospecha que los estafadores habrían podido acceder a información de alguna aplicación de tráfico.

Ransomware cifra disco duro

Y acabamos, desgraciadamente, con malas noticias: la peste del ransomware sigue su curso, mejorando cada vez más sus especímenes. Una empresa de ciberseguridad ha analizado un ransomware al que llaman Petya y que simula realizar un escaneo del disco en Windows, cuando en realidad está cifrando la tabla maestra de archivos. Diversas empresas alemanas han sufrido este ataque, del que es imposible recuperarse.


0 comentarios:

Publicar un comentario