martes, 22 de marzo de 2016

Causas de efecto desconocido

Decía el filósofo y escritor francés Voltaire que "lo que llamamos casualidad no es ni puede ser sino la causa de un efecto desconocido", y hay que ver la facilidad que tienen los tiempos actuales para darle la razón a los pensadores del pasado. Verbigracia: el FBI y Apple. Enseguida entramos en detalle, junto con los demás asuntos del día que nos llevan hoy por el ransomware en Linux, una herramienta liberada por Google y las comunicaciones de los terroristas de París.

El FBI ha decidido, menos de un día antes de la audiencia judicial programada en su enfrentamiento con Apple, que mejor es no seguir adelante con la pelea. Curiosamente, el mismo día anuncia también que en realidad no necesita la ayuda de Cupertino, porque han logrado la manera de entrar en el iPhone del culebrón que empezó a mediados de febrero. ¿Casualidad? ¿Presión psicológica sobre el gigante tecnológico? ¿Escenificación teatral todo lo precedente? Difícil saberlo, por mucho que esté en juego.
Tanta pelea por descifrar un iPhone, y resulta que a varios miles de kilómetros se conoce ahora que los terroristas de París no utilizaron comunicaciones cifradas. En lugar de complejos algoritmos y sistemas de anonimización, su modus operandi tecnológico se basó en tarjetas prepago, móviles desechables y toda la coordinación mediante voz. Una noticia que sirve tanto para cuestionar los supuestos sistemas de vigilancia gubernamental como para reivindicar que se incrementen los medios para que resulte verdaderamente eficaz.

Para que esta guerra no la ganen los malos, es necesario que los buenos cuenten cada vez con más y mejores medios. Google se hizo en el año 2011 con Zynamics, firma que había creado un analizador de parches bajo el nombre BinDiff. Entonces el precio del producto era de 1.200 dólares, que fue rebajado de inmediato a 200. La gran G acaba de anunciar que "libera" por completo la herramienta, que a partir de ahora podrá ser usada a coste cero.

Y de herramienta a herramienta, cerramos hoy nuestro repaso por la actualidad de la infosec con CryptoStalker, un software que lo dice todo en el propio nombre, y que procede del repositorio GitHub. Su función es localizar ransomware en Linux y OS X, pero su desarrollador, Sean Williams, ya ha anunciado que está planeado portarlo a Windows. Una decisión que no es fruto de la casualidad: su padre fue infectado en Windows por un ransomware, así que decidió ponerse a trabajar en ello.

Decisiones que coinciden con hallazgos, programas de vigilancia que no vigilan, desarrollos multiplataforma... Si el bueno de Voltaire levantara la cabeza seguro que seguiría viendo causas de efecto desconocido donde otros ven casualidades.

0 comentarios:

Publicar un comentario