miércoles, 4 de mayo de 2016

El negocio de los ciberseguros despega en España

Los ciberseguros son un sector en plena expansión en todo el mundo y también en España, asegura el estudio de reciente aparición "Ciberseguros, la transferencia del ciberriesgo en España", realizado por el Think Tank THIBER. Según cifras de INCIBE, en España el volumen de negocio de este producto es de 500 millones de euros anuales, con un crecimiento del 12% al año. Si por el momento se había centrado en las grandes empresas, empieza ahora a orientarse a las PyMes.



El mercado de los ciberseguros está adaptando su oferta a la realidad y necesidades concretas de las pequeñas y medianas empresas, asegura el estudio "Ciberseguros, la transferencia del ciberriesgo en España". Las características distintivas del sector, que deben tener presentes las aseguradoras, serían: "Una limitada experiencia en la gestión de estos riesgos, una creciente exposición a los ciberataques y una necesidad de cumplir con un marco regulatorio cada vez más exigente en materia de protección de datos".

El estudio de THIBER se inicia con un prólogo del ex secretario general de la OTAN, Javier Solana, quien asegura: "Hoy en día ya no cuestionamos si las ciberamenazas pueden incidir sobre una empresa. La pregunta que tenemos que plantearnos es, simplemente, cuándo sucederá y si la organización contará con los mecanismos adecuados para hacerles frente". Es interesante destacar que Solana fue uno de los primeros políticos europeos que admitió haber sido "ciberespiado".

Solana afirma que las pólizas de ciberriesgos son "medidas de defensa de primer orden que, junto con la concienciación de los trabajadores y el incremento de la ciberseguridad corporativa, tendrán beneficiosos efectos sobre el mercado español". Y acaba: "El presente documento, el primero de su clase focalizado en el mercado nacional, servirá como una herramienta de análisis para el asegurado y como referencia de nuevas medidas de trabajo común para mejorar la gestión corporativa y la resiliencia general ante incidentes cibernéticos".

El estudio hace un repaso al origen y panorama actual de los ciberseguros en el mundo así como en España, explica qué son, cuáles son las coberturas básicas y qué no cubre un ciberseguro, también a quién y qué necesidades van dirigidos. Ofrece incluso la narración de un caso, como fue el robo millonario de datos a la empresa norteamericana Target, para mostrar cómo se gestiona un incidente con una póliza de ciberriesgos.

Particularmente interesante para una empresa que quiera contratar uno de estos seguros es el capítulo de "Recomendaciones para realizar la contratación", con consejos como "Identificar correctamente el alcance necesario de la cobertura a contratar a) Sujetos asegurados b) Ámbito temporal c) Ámbito territorial" o "Atención con las definiciones y las exclusiones".

Por último, el documento propone algunas actuaciones de la administración pública respecto a los ciberseguros, como podría ser "solicitar como criterio básico obligatorio de contratación  para con la Administración el disponer de pólizas de seguro de ciberriesgo con un alcance de coberturas relevante para el servicio prestado" y también crear una lista pública de empresas "certificadas" por un ciberseguro, como han hecho países como Reino Unido o Australia.


0 comentarios:

Publicar un comentario