miércoles, 13 de julio de 2016

Fraudes y amenazas, principales ciberdelitos según Interior

La mayoría de delitos informáticos en España los cometen personas de nacionalidad española, de entre 26 y 40 años, asegura el "Estudio sobre la cibercriminalidad en España 2015", presentado recientemente por el Ministerio del Interior.  Destaca entre los datos aportados por el estudio que el 28,3% de los delitos informáticos son realizados por menores de edad.


Detenciones por ciberdelitos en 2015, por edad y sexo
Para la elaboración de este informe se ha tomado como referencia la información estadística basada en la delincuencia conocida y registrada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Foral de Navarra y distintos Cuerpos de Policía Local), que figura en el Sistema Estadístico de Criminalidad (SEC), así como aquella procedente del Centro Nacional de Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC), excepto Mossos d'Esquadra i Ertzaintza.

Se aprecia un incremento claro de la ciberdelincuencia en España. En concreto, durante el año 2015 se ha conocido un total de 60.154 hechos, de los cuales el 67,9% corresponde a fraudes informáticos (estafas) y el 16,8% a amenazas y coacciones. El porcentaje de hechos esclarecidos es de un 32,2% del total de hechos conocidos en 2015 y, en cuanto al total de detenciones e imputaciones efectuadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (5.445), el 75,98% corresponden a personas del sexo masculino.

Es interesante observar la distribución por género respecto a las víctimas de ciberdelitos. La mayoría pertenecen al sexo masculino (55,45%), y son objeto, principalmente, de delitos de fraudes informáticos y amenazas y coacciones. En cambio, las mujeres exceden en porcentaje a las víctimas de sexo masculino en los casos de injurias, delitos sexuales, revelación de secretos y acceso ilegal informático. Cabe destacar que las víctimas menores de edad de sexo femenino duplican a las de sexo masculino.

En cuanto a los delitos cometidos, según el género, las estafas, amenazas,pornografía de menores y
descubrimiento y revelación de secretos han tenido mayor incidencia entre los detenidos/imputados de sexo masculino. Por otra parte, las estafas, amenazas, injurias y usurpación de estado civil predominan entre los responsables de sexo femenino.

 Mercè Molist

0 comentarios:

Publicar un comentario