viernes, 26 de agosto de 2016

Las nuevas tecnologías de la industria del cibercrimen

Continuamente se producen nuevos avances en materia de tecnología, y la industria del cibercrimen, como buena early adopter, está ávida por aplicarlos a su negocio.

El porqué es sencillo de comprender, habida cuenta de que este sector depende precisamente de llevar la delantera al resto de industrias, aprovechándose de la sorpresa y el desconocimiento en la respuesta ante nuevas técnicas y tecnologías ya en circulación.

Repasamos por tanto algunas de las noticias de esta última semana relacionadas con el uso de nuevas tecnologías en infosec.

Como la aplicación de algoritmos de inteligencia artificial a la hora de crear campañas de phishing, y que en esencia aumentan la probabilidad de éxito hasta acercarla a los porcentajes que maneja el phishing manual y dirigido.

O la preparación de malware desarrollado para operar bajo máquinas virtuales que el propio software habilita en el dispositivo infectado. Una técnica que permite a estas piezas de código pasar buena parte de los controles de seguridad activos en el sistema.

Innovaciones que no solo competen a la propia tecnología, sino también a las herramientas de control que utilizan. Twitoor es el primer troyano conocido que hace uso de la API de Twitter para controlar los dispositivos Android infectados.

Por supuesto, los buenos siempre están escuchando, y de vez en cuando sorprenden con contramedidas que ponen en jaque a los cibercriminales.

Lo veíamos precisamente con ese prototipo de chips capaces de auto-validarse, alertando cuando el hardware ha sido interferido (bien sea en su propia fabricación, bien sea mediante un ataque posterior) y no está operando como lo haría un hardware legítimo.

Algo que vamos a necesitar más temprano que tarde, viendo cómo la industria de implantes corporales está ya en nuestros días siendo objetivo de intereses criminales.

Porque robar una cuenta en redes sociales, o extorsionar a una empresa, puede ser un negocio muy lucrativo. Pero cuando está en juego la funcionalidad de una bomba de insulina o de un marcapasos, la cosa se vuelve aún más interesante.

Las nuevas tecnologías al servicio de la industria del cibercrimen. Al servicio, de hecho, de todos aquellos que estén interesados en salir de su zona de confort. Sea para bien o para mal.

0 comentarios:

Publicar un comentario