viernes, 16 de septiembre de 2016

Armas invisibles

Una de las mejores comedias televisivas que nos dejó la Guerra Fría fue el Superagente 86. El protagonista era Maxwell Smart, un agente secreto de Control, algo torpe y poco discreto que se enfrentaba constantemente a sus adversarios de Kaos, que querían dominar el mundo. En cada misión, a Smart siempre se le proveía de un arma o herramienta bastante peculiar. La más famosa era su zapato teléfono (zapatófono) que ya entonces, los años sesenta, hacía presagiar la llegada de los teléfonos móviles.  

Aunque era algo patoso, Smart era un buen tirador y muchas veces tenía armas camufladas dentro de mecheros o relojes. The Register publica una nota en la que se afirma que hackers franceses estarían traficando con bolígrafos-pistolas que disparan balas de calibre 22. El portal asegura que el tráfico en otros países no es nada comparado a cómo el negocio se desarrolla en Francia. Cada pistola valdría unos 150 euros. El descubrimiento fue hecho por Pernet, de Trend Micro, al investigar los foros de cribercrimen a nivel global. Pernet descubrió que las armas son únicas en los foros franceses, donde también se traficarían con kits de eutanasia, entre otro tipo de servicios oscuros.


The Register también cuenta cómo un grupo de hackers asegura haberse hecho con una serie de cuentas e inicios de sesión de algunas agencias gubernamentales como la NASA, La Marina estadounidense, o la Administración de Aviación Federal. Según el portal, entre la información con la que estarían traficando se encuentran cinco cuentas de la Marina americana por las que estarían pidiendo unos 3.5 bitcoins (unos 2 mil euros), entre otra información de menor cuantía.

Collin Powell también ha sido uno de los protagonistas de la semana ya que el portal Dc Leaks ha hecho público una serie de correos electrónicos que el ex Secretario de Estado americano había escrito en un período de 26 meses. Eso es lo que nos cuenta Security Affairs. En la filtración de correos, Powell dispara contra Donald Trump y Hillary Clinton a los que ha criticado duramente, sobre todo a Trump, al que llama "deshonra nacional".

Incierto también parece el camino que tendrán que emprender las empresas ante la nueva legislación de protección de datos que ha aprobado la Unión Europea. Según Helpnet Security, las empresas no están preparadas para el cambio de legislación. Solo un 55% de las empresas estarían bien informadas al respecto. De acuerdo con el artículo, más de la mitad de los negocios estadounidenses tienen datos de ciudadanos europeos y cerca de un 68% de las empresas no tendrían planes bien diseñados.


Otra de las cosas que se han sabido esta semana es que cerca de 35.000 módems ARRIS sufren serias vulnerabilidades y podrían ser objetivo del cibercrimen. El investigador Bernardo Rodríguez asegura que los módems estarían localizados entre Estados Unidos, México y Brasil, pero que el número de aparatos afectados podría ser mucho mayor. 

Uno de los personajes del Superagente 86 era Jaime, un androide creado por Kaos. A pesar de ser un robot, Jaime tenía sentimientos y Smart consigue que se cambie de bando y pase a Control. En un artículo publicado en Helpnet Security, el investigador Stuart Winter-Tear da su opinión sobre el uso de la inteligencia artificial en la ciberseguridad. En junio de este año se hizo público que el mercado de la inteligencia artificial crecería un  75% hasta el 2021. Winter-Tear se pregunta si eso pondría fin realmente a los ataques cibercriminales, o no es más que un intento de vender humo. La respuesta, claro, aún no la sabemos.  

Imagen original: Freeimages

0 comentarios:

Publicar un comentario