viernes, 9 de septiembre de 2016

Casa tomada por hackers

En el relato Casa tomada, del argentino Julio Cortázar, un par de hermanos son paulatinamente expulsados de su hogar. Su residencia ha sido tomada por unos extraños seres, indefinibles, que nunca llegamos a saber quienes o qué son realmente. Los protagonistas, cuando se dan cuenta, están en la calle, desconcertados y apenados por lo que acaba de pasar.

Cortázar nunca llegó a utilizar internet, pero aquella historia podría ser, fácilmente, una metáfora de lo que ocurre con el cibercrimen en nuestros días. El portal Naked Security habla de las precauciones que hay que tomar con los routers que tenemos en casa.  Ahí se dan una serie de recomendaciones al momento de configurar los aparatos. En el artículo se recuerdan ciertos detalles, como que la conexión debe ser confidencial. De no ser así, se deja la puerta abierta a que algunos bandidos espíen el aparato, extraigan contraseñas y ajustes de configuración. También debe estar autenticado para que los malintencionados no establezcan un servidor-impostor en algún punto entre el router y los Ip de los servidores de autoconfiguración. Así se evitará que se den instrucciones falsas.

Por su parte el portal Hacker News advierte de un nuevo malware de plataforma cruzada que puede atacar tanto a ordenadores con sistemas Windows, Linux, o OS X. El investigador de Kaspersky, Stefan Ortloff descubrió, en enero, una variante de este malware para Windows y Linux. Ahora ha confirmado que existe una variante para OS X, también. El malware estaría especializado en capturar audio y vídeo, obteniendo las pulsaciones del teclado, así como capturas de pantalla cada 30 segundos del ordenador de la víctima.

En caso de ya haber sido víctima de algún malware mal intencionado lo que se debería hacer es acudir a las autoridades. Así lo cuenta el portal estadounidense Dark Reading. En el artículo se aconseja a los usuarios afectados a que se nieguen a pagar cualquier tipo de chantaje y acudan inmediatamente al FBI. "Hay que recordar que es un problema que le pasa a mucha gente", ha dicho Will Bales, agente del FBI, de la división cibernética. "Al pagar por la extorsión, lo único que se hace es alentar a los delincuentes a seguir haciéndolo".

La casa, para muchos patriotas, comenzaría en el país. Cortázar se sentía más un ciudadano del mundo y a veces se sentía más francés que argentino. Lo que queda claro es que, más allá de la nacionalidad, hay ataques informáticos, dirigidos contra otros países. Es lo que cuenta Security Affairs. El director nacional de inteligencia estadounidense, James Clapper, declaró el pasado miércoles que los hackers rusos atacan a los sistemas americanos todo el tiempo, no solo al gobierno, sino también a las corporaciones.

Algo parecido ocurrió con los chinos, quienes se hicieron con millones de archivos de organizaciones públicas del gobierno estadounidense. El portal británico The Register cuenta la manera cómo los hackers orientales hurtaron información valiosa de casi 22 millones de individuos americanos entre el 2012 y el 2015. La investigación hecha por el congreso para esclarecer los hechos asegura que el robo incluyó, también, 5,6 millones de huellas digitales de ciudadanos estadounidenses.

Imagen original: Freeimages

0 comentarios:

Publicar un comentario